Rebaja de los bordillos en medio centenar de pasos de peatones de San Bernardo

Rebaja de los bordillos en medio centenar de pasos de peatones de San Bernardo
El Ayuntamiento de Salamanca ha comenzado este martes a rebajar casi medio centenar de pasos de peatones de San Bernardo para seguir haciendo de Salamanca una ciudad más accesible. Con esta intervención se completa la accesibilidad de las calles en este populoso barrio.  Los trabajos se extenderán a 19 vías, que son Peña de Francia, Villares, Candelario, Hogar, La Alberca, Arapiles, Vecinos, Doñinos, Nueva de San Bernardo, Santa Marta, Batuecas, Tejares, Artesanía, Cooperación, Lumbrales, Mozárbez, San Felices, Saucelle y Babilafuente. 

Estas obras se prolongarán durante los tres próximos meses y se sumarán al rebaje de otras 41 aceras en 26 pasos de peatones de 7 barrios de la ciudad (Ciudad Jardín, Oeste, Puente Ladrillo, Labradores, El Tormes, Garrido y Pizarrales). En concreto, se actuará durante otros dos meses en las calles Wences Moreno, Jesús Arambarri, Valencia, Maestro Sánchez Allú, Alfareros, La Vid, las avenidas de La Merced y Alfonso IX de León y en el Paseo de los Madroños. 

El Ayuntamiento de Salamanca ha impulsado estas intervenciones teniendo en cuenta las peticiones de los ciudadanos y las necesidades detectadas por los técnicos municipales.  El presupuesto de estas dos actuaciones supera los 53.000 euros.

El Ayuntamiento recuerda que durante los cerca tres años de este mandato ha rebajado más de 400 aceras en 223 pasos de peatones y ha ejecutado obras específicas para hacer de Salamanca una ciudad más accesible. Estas mejoras dan cumplimiento al compromiso que adquirió el alcalde Alfonso Fernández Mañueco con los ciudadanos en las últimas elecciones municipales. 

Cuatrocientas actuaciones en tres años

Este rebaje de bordillos se contempla tanto en nuevas urbanizaciones como en calles y plazas que requieren este tipo de actuaciones. Entre las nuevas urbanizaciones destacan las obras en las calles Guindos, Abetos, Rocío, Wellington y Ávila, comprendido entre Juan de Villoria y Miguel de Unamuno, en Garrido; San Andrés, en Pizarrales; Plaza de la Florida y calle Concordia, en El Rollo; Avena, en Chamberí; paso inferior al ferrocarril en la avenida de La Aldehuela, en La Fontana; paseo de la Estación, en Labradores. También se han acometido obras en Teso de la Feria, San Cristóbal o Vidal. 

En cuanto al rebaje de bordillos se han realizado, de forma específica, en el cruce de la calle Pozo Amarillo con plaza de Santa Eulalia; paseo Doctor Gregorio Marañón con avenida de Los Maristas; calle Don Vela con Julián Casas El Salamanquino; Plaza de San Antonio con la avenida de Campoamor; Filiberto Villalobos con calle Peña de Francia; avenida Padre Ignacio Ellacuría con glorieta de La Herradura; calle Sánchez Ruano con Obispo Don Jerónimo y con Gil González Dávila; calle Tomás y Valiente con avenida de Los Maristas; avenida de Los Maristas con Huerta Otea; Puente Príncipe de Asturias, con glorieta Ciudad de Brujas y con glorieta Leonardo Da Vinci; calle Pico Naranco con Teso de la Feria; Las Gardenias con Bolivia; carretera de Ledesma con Alfareros y junto a la calle Cardenal Cisneros; calle Java con Borneo; calle Gargabete con Isaac Peral; calle Ponferrada con Orense; calle Ponferrrada con Orense y Mieres; Mieres con Ponferrada; Lugo; Manuel Ramos Andrade con avenida Luis Camoes; Maestro Argenta con Plaza de Santa Cecilia; Diego Pisador con Maestro Guridi; Canalejas; Ávila; Juan de la Cierva; Castroverde; paseo de los Robles con Las Moreras; Santa Teresita del Niño Jesús con San Arcadio; Santo Tomás de Villanueva con Alfonso IX de León; avenida Juan Pablo II; Chinchibarra con Alfonso IX de León; Almenara con Los Mineros; El Toboso; Bodegones con Sancti Spiritus; y paseo de Los Madroños con Río Guadalquivir. 

A estas actuaciones se añaden obras específicas de accesibilidad, como la remodelación de la calle Azafranal, desde Gran Vía hasta Deán Polo Benito, que ha permitido ganar espacio para el peatón; la construcción de una rampa en la calle Maestro Giner, en el barrio de San José; el acondicionamiento del acceso peatonal a Viveros El Arca en el que trabajan personas con discapacidad; la reforma de los accesos peatonales a la pasarela entre el Paseo de la Estación y la calle Peñaranda con el objetivo de permitir el paso a personas con movilidad reducida; la sustitución de unas escaleras por rampa en el pasaje del Paseo de la Estación con la avenida de Comuneros; la construcción de una acera peatonal para el tránsito peatonal en La Aldehuela; la mejora de la accesibilidad en las calles Jesús Arambarri y carretera de Aldealengua; o la sustitución de cuatro tramos de escalares por rampas en los entornos de la Catedral. 

El Ayuntamiento mantiene su compromiso de seguir trabajando para hacer de Salamanca una ciudad más accesible, con menos obstáculos y más facilidades para las personas con movilidad reducida. 
Comentarios