Encuentro con el coleccionista Manuel Belda en la exposición ‘Cervantes, lengua del alma’

Encuentro con el coleccionista Manuel Belda en la exposición ‘Cervantes, lengua del alma’
Actividad incluida en el programa ‘Mi vecino el Quijote’ que pretende acercar la figura del personaje de Cervantes al público en general
 

Manuel Belda se denomina a sí mismo como un “coleccionero”, y al preguntarle por la palabra, contesta bromeando que “alguna licencia tienen que tener lo filólogos”. Lo cierto es que Manuel es un apasionado de El Quijote y de todo lo que tenga que ver con este libro cervantino. Durante el encuentro celebrado con los vecinos, enmarcado en las jornadas ‘Mi vecino el Quijote’, ha explicado a los asistentes cómo comenzó a coleccionar. Primero, casi por casualidad, ejemplares de Don Quijote de la Mancha, modernos y en castellano. Luego, ya metido en harina, ediciones antiguas, la primera del siglo XVII, en inglés, obra que está expuesta en la muestra ‘Cervantes, lengua del alma’, en la sala de exposiciones del Seminario San Cayetano, organizador con la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, la Fundación Ciudad Rodrigo y Feltrero División de Arte. 

En el encuentro con el coleccionista Manuel Belda, poseedor de más de 600 ejemplares de la obra más universal de las letras castellanas, los asistentes han podido ver las dos últimas adquisiciones: una edición en papel realizado con corcho, de la que sólo se han editado 325 ejemplares, y una edición de El Quijote en lengua asturiana. Belda ha contado cómo se realizan las pujas en las subastas por Internet cuando trata de hacerse con alguna edición interesante. Ahora ya no compra por comprar sino por tener los ejemplares de mejor calidad. Cuenta con Quijotes en 40 idiomas, algunos en un único volumen, otros en 18 o 36. Habla de su conservación y de lo que significa para él tenerlos 60 de ellos expuestos en esta muestra que cerrará sus puertas el domingo 11 de diciembre, y que el próximo fin de semana vivirá una jornada de puertas abiertas, gratis para todos los residentes en Ciudad Rodrigo, iniciativa también incluida en el programa de ‘Mi vecino el Quijote’. 

Otros tesoros

Al llegar el comisario de la exposición, Juan Carlos Sánchez, Belda decide abrir un pequeño maletín que le ha acompañado desde el inicio. Y como si de un mago se tratase (algo que él mismo dice) va sacando objetos que coloca sobre una de las vitrinas centrales, todos ellos relacionados con el Caballero de la Triste Figura. Cromos de chocolatinas, dibujos de cajas de cerillas, discos de vinilo, la edición manga del Quijote, moneda en cartón que se utilizó durante las primeras décadas del siglo XX en España, e incluso vales de racionamiento. Pequeños tesoros que hechizan y deleitan a todos los presentes. Manuel Belda recuerda que El Quijote “debería estar en todas las casas”. 

El programa ‘Mi vecino el Quijote’ continuará el viernes, 2 de diciembre, con un Club de Lectura destinado a los vecinos, que tendrá lugar a partir de las cinco de la tarde en la exposición ‘Cervantes, lengua del alma’. Además, el sábado 3 y el domingo 4, tendrá lugar la Jornada de Puertas Abiertas  en esta muestra para todos los vecinos de Ciudad Rodrigo, que podrán entrar gratuitamente a la exposición si son residentes en Ciudad Rodrigo. El sábado 3 habrá visitas guiadas a las 11:30, las 13 y las 17 horas. 

 

Comentarios