Comienza la cuenta atrás para el ‘día de la marmota’ de las elecciones generales

Comienza la cuenta atrás para el ‘día de la marmota’ de las elecciones generales

Llegó el día. 2 de mayo. Fiesta en la Comunidad de Madrid y otras seis por extensión del Primero de Mayo, pero también el día en que concluye oficialmente el plazo para formar un Gobierno en España. A medianoche quedará disuelto el Parlamento que surgiera de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre y se convocarán de nuevo comicios para el 26 de junio. 

Será nuestro particular 'día de la marmota', un método folclórico usado por los granjeros de Estados Unidos y Canadá para predecir el fin del invierno, basados en el comportamiento del animal cuando sale de hibernar cada 2 de febrero, aunque casi nunca acierta. Así, el método vuelve un año tras otro, y se ha convertido en un dicho para señalar que algo se repite sin necesidad, dando la sensación estar uno atrapado en el tiempo. Así se encuentra España ahora, en su particular 'día de la marmota' electoral.

Las negociaciones entre los distintos partidos políticos no han valido para conformar una mayoría suficiente y a partir de esta noche se inicia un nuevo proceso electoral con su propio calendario. La primera fecha es el 13 de mayo, límite para alcanzar coaliciones, la más importante la que está pendiente entre Podemos Izquierda Unida-Unidad Popular, aunque también se fraguan otras entre varios partidos de izquierdas en comunidades como Cataluña, Galicia o País Vasco.

El 23 de mayo será el día en que como muy tarde tendrán que estar presentadas las listas electorales de cada partido. A priori no habrá cambios en los principales puestos, como se analiza en otra noticia de este diario, pero sí puede haber algunas modificaciones en los nombres que en diciembre completaron las listas, y sobre todo si hay coalición entre Podemos e Izquierda Unida.

Una vez dispuestas las listas electorales, la campaña arrancará oficialmente el 10 de junio (la precampaña ya comenzó hace más de un mes). Un periodo que se espera atípico, no sólo porque sea la primera vez que sucede en la democracia española, sino también porque los partidos abogan por cambios para reducir gastos. Se esperan menos mítines y más campaña de calle, menos vallas y carteles publicitarios y más presencia de tú a tú y en internet. Y se espera que los programas sean similares a diciembre, por lo que la diferencia estará en los debates entre los candidatos.

Y así, el 26 de junio, los españoles volveremos a las urnas. Los partidos se movilizan para que su electorado no pase a la abstención. De momento todas las encuestas dan otra vez la victoria al Partido Popular (PP), aunque unas con más escaños que en diciembre y otras con igual o menos. También hay diferencias en el segundo lugar, pues hay sondeos con Podemos por delante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) incluso sin la alianza con Izquierda Unida-Unidad Popular (IU-UP). Y la duda está en cuál será el papel de Ciudadanos, al que la mayoría de las encuestas dan más diputados, pudiendo sumar una mayoría con el PP para formar Gobierno, pero también tener más peso para forzar con PSOE y otros partidos el cambio, o incluso sorprender con una segunda posición llevándose el voto útil que hace cuatro meses le perjudicó en el último momento por regresar a socialistas y populares cuando las encuestas incluso le daban posibilidades de victoria.

 

Comentarios