El aborto sigue siendo pecado para la Iglesia, pero tiene perdón

El aborto sigue siendo pecado para la Iglesia, pero tiene perdón
El Papa concede a todos los sacerdotes la facultad de absolver de forma remanente lo que a su juicio es un pecado, la interrupción de un embarazo
 

Los obispos españoles destacan la decisión del Papa Francisco de que todos los sacerdotes puedan seguir perdonando el aborto. "Hay más alegría por un pecador que se convierte que por 99 justos que no necesitan penitencia", afirmó el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, durante la asamblea plenaria celebrada este lunes, parafraseando un fragmento bíblico.

Recordó que el Pontífice sostiene en su carta pastoral 'Misericordia et misera' que se cierra la puerta santa del Jubileo de la Misericordia pero no la de la misericordia de Dios: "No tiene cerrada la puerta para nadie. La misericordia de Dios continúa y el papa quiere que los sacerdotes lleven a cabo ese ejercicio de la misericordia, para que nadie pierda la esperana de que Dios le perdona”.

En la carta, el Papa anuncia que prosigue vigente la licencia que dio a todos los sacerdotes de perdonar, entre otros, el pecado del aborto, durante el Año Santo, licencia sólo permitida antes a los obispos, que también se encargaban de poner la pena por este pecado causa de excomunión.

“En ese texto enfatiza la gravedad de ese pecado, porque es matar a un ser inocente. Y por eso extiende esa autorización y es privilegio que había dado a los sacerdotes de todo el mundo, especialmente a los 'misioneros de la misericordia', para pedonar el pecado y la pena de procurar un aborto", concluyó el portavoz de la Conferencia Episcopal.

 

Comentarios