La Diputación recibirá 400.000 euros para contratar desempleados para trabajos forestales y de prevención de incendios

La Diputación recibirá 400.000 euros para contratar desempleados para trabajos forestales y de prevención de incendios

La Consejería de Empleo de la Junta de Castilla y León destinará 400.000 euros a la Diputación de Salamanca para apoyar la contratación de trabajadores desempleados para la realización de trabajos de mejora medioambiental, 

Los destinatarios de este programa, al que la Junta destinará 3,3 millones en toda la región, serán trabajadores en situación de desempleo. El dinero costeará los gastos salariales y de Seguridad Social que se deriven de los contratos de los desempleados, que intervendrán en obras y servicios de interés general, específicas en materia de prevención de incendios, y otros trabajos forestales y de mejora medioambiental.

La distribución de las subvenciones se ha realizado con el criterio ponderado que ha resultado del cálculo basado en el 50 % en función de la tasa de paro de la provincia, el 25 % en función de la superficie forestal provincial y el 25 % restante en función del número de incendios provinciales en los últimos 5 años.

Por otra parte los destinatarios de estos contratos deberán ser desempleados inscritos como demandantes de empleo en las oficinas del ECYL. En concreto se priorizarán a los jóvenes menores de 35 años, de forma preferente a aquellos que no tengan cualificación. Tendrán preferencia también los mayores de 45 años, especialmente aquellos que hayan agotado sus prestaciones y tengan cargas familiares y finalmente los parados de larga y muy larga duración, con especial atención a los que hayan agotado prestaciones y las personas en riesgo de exclusión social. En cualquier caso se valorará la experiencia en trabajos de carácter forestal y medioambiental. Los contratos serán temporales con una duración mínima de 180 días a jornada completa y deberán formalizarse antes del 1 de mayo.

Las políticas activas de empleo son básicas para reducir las desigualdades sociales por lo que se entienden como una inversión que contribuye a resolver problemas creando oportunidades para todos los ciudadanos, especialmente a aquellos que tienen una situación de necesidad especial. Por otro lado contribuyen a hacer frente años desafíos demográficos, facilitando la actividad laboral en zonas con especiales dificultades. Estas políticas activas de empleo se basan en uno de los ejes básicos de la segunda Estrategia Integrada de Empleo: el Plan de Empleo Local, que cuenta con 40 millones de euros para 2016 destinados a la contratación de trabajadores por parte de las entidades locales. La Isegunda Estrategia Integrada se firmó el pasado 27 de enero por parte de la Junta de Castilla y León y los agentes económicos y sociales.

Comentarios