Los pasos de Jesús Nazareno y Santo Entierro recuperan su adorno floral

Los pasos de Jesús Nazareno y Santo Entierro recuperan su adorno floral

La Congregación de Jesús Nazareno y Santo Entierro tiene sus raíces en la procesión que la Cofradía de la Vera Cruz organizaba el Miércoles Santo en el siglo XVII con la imagen de Jesús con la Cruz a Cuestas, que sigue desfilando con dicha cofradía y es conocida como el Nazareno Chico. Viendo los devotos que acompañaban el desfile el miércoles, sin ser parte de la cofradía, que los cofrades que participaban el Jueves Santo en la procesión de disciplina no acompañaban a la misma imagen de forma decorosa, se integraron en el desfile vestidos de manera similar a estos, con túnica de tafetán azul o morado y soga de esparto al cuello, y cargando una cruz dando ejemplo de penitencia.

Estos devotos que no pertenecían a la Vera Cruz fundaron la Congregación en el Convento de San Francisco el Real, sede de la Vera Cruz, el 11 de noviembre de 1688, siendo refrendada canónicamente el 1 de mayo de 1689 con sede en dicho convento. La Congregación decidió en 1715 tener su propio paso encargándose la hechura de un grupo de ocho figuras con el momento del encuentro de Jesús con las hijas de Jerusalén.

La imagen del Nazareno se encargó a José de Larra Churriguera, desfilando el Jueves Santo de 1716. El grupo se fue completando en años sucesivos con imágenes de distintos autores. Debido a incorporación del paso propio surgió una discordia con la Vera Cruz, a resultas de la cual la Congregación fue expulsada del Convento de San Francisco, trasladándose al Colegio de Clérigos Menores de San Carlos Borromeo. A partir de ese momento la Congregación abandonaría las procesiones de la Vera Cruz, organizando una independiente. A lo que tras haber formado parte de nuevo de la procesión general del Santo Entierro se ha llegado y se materializa este Viernes Santo.

La mirada de Jesús Nazareno ha vuelto a cautivar al público desde la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa. Este año, como novedad, la cofradía ha recuperado el adorno floral en los pasos, que fue suprimido en años anteriores coincidiendo con la crisis económica para aportar ese dinero a los proyectos de caridad de la Congregación. Además, coincidiendo con su salida, los hermanos vuelven a celebrar el Acto de la Adoración de la Cruz.

LA PROCESIÓN

PASOS: Jesús en la calle de la Amargura (José de Larra Churriguera, 1716) y Santo Entierro (Francisco González Macías, 1942).
ACOMPAÑAMIENTO MUSICAL: Banda de Música Felipe Espino (Jesús en la calle de la Amargura) y Agrupación Musical de María Santísima de la Estrella (Santo Entierro).
ITINERARIO: (Viernes Santo, 19:30 horas): Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, Obispo Jarrín, Plaza del Mercado, Plaza del Poeta Iglesias, Quintana, Juan del Rey, Prado, Prior, Palacio del Monterrey, Plaza de las Agustinas, La Compañía, Rúa Antigua, Plaza de San Isidro, Libreros, Calderón de la Barca, Pla y Deniel, S.I.B. Catedral Nueva de Salamanca, Rúa Mayor, Plaza del Corrillo, Plaza Mayor, Plaza del Poeta Iglesias, Plaza del Mercado, Obispo Jarrín e Iglesia de San Julián y Santa Basilisa.
HÁBITO DEL NAZARENO: Los congregantes visten túnica de cola de holandilla morada con verdugo de la misma tela y color. Al cuello llevan cíngulo amarillo y en la cabeza corona de espinas. Desfilan portando una cruz al hombro.

Comentarios