El obispo preside la Misa Crismal en la Catedral Vieja

El obispo preside la Misa Crismal en la Catedral Vieja

El obispo de Salamanca, Carlos López, ha presidido este miércoles al mediodía en la Catedral Vieja la solemne Misa Crismal en la que participó el presbiterio diocesano. En la celebración el obispo bendijo los Santos Óleos y consagró el Santo Crisma que después serán utilizados para administrar, durante el resto del año, los Sacramentos del Bautismo, Confirmación, Unción de enfermos y Orden Sacerdotal.

Estos Santos Óleos estarán depositados durante la celebración en tres grandes ánforas colocadas en el presbiterio de la Catedral Vieja. Para bendecir los Santos Óleos y el Crisma, el Obispo sopla, literalmente, hacia el interior de las tres ánforas mientras invoca al Espíritu Santo. Al término de la eucaristía se repartirá el contenido de las tres ánforas para que sea distribuido en todas las parroquias de la Diócesis de Salamanca y pueda ser usado, a lo largo del año, en los respectivos sacramentos a los que están destinados.

La Misa Crismal es una de las celebraciones con mayor sentido del año, aunque es poco conocida por los fieles. El mismo Concilio Vaticano II, resalta que se trata de un día en el que los sacerdotes de la Diócesis concelebran con su obispo, lo que representa un signo de unidad. Por eso, durante la celebración, los sacerdotes renuevan, ante al Obispo y el pueblo de Dios, las promesas sacerdotales que realizaron en el día de su ordenación.

Este año la Misa Crismal adquiere un significado especial la renovación de las promesas de la ordenación sacerdotal, como ha señalado nuestro obispo, "por encontrarnos en el inicio del tiempo de la Asamblea diocesana dedicado a la renovación espiritual". La celebración Crismal, junto con la fiesta de San Juan de Ávila, patrón del clero español, son las dos grandes citas que cada año congregan en una misma celebración a casi la totalidad de los presbíteros de la diócesis de Salamanca.
 
Triduo Pascual en la Catedral
 
El Triduo Pascual se inaugurará en la Catedral el jueves 2 de Abril, Jueves Santo, con la una oración de Laudes a las 10.00 de la mañana en la Catedral Nueva y la celebración de la Misa Vespertina de la Cena del Señor, a las 17.00 horas, en la Catedral Vieja, que será presidida por el obispo de Salamanca, Carlos López. El Viernes Santo, la Catedral Nueva acogerá el Canto del Oficio de Lecturas y Laudes a las 10.00 horas, y a las 17.00 la Liturgia de la Pasión del Señor (presidida también por el obispo).
 
El Sábado Santo, a las 10.00 horas habrá Laudes y Oficio de Lecturas en la Catedral Nueva y a las 23.00 horas el obispo presidirá la solemne Vigilia Pascual en la Catedral Vieja. Para terminar, el domingo 5 de abril, primer domingo de Pascua, a las 10.00 horas en la Catedral Nueva habrá una oración de Laudes y Tercia. A las 11.00 horas el obispo presidirá la Misa estacional en la Catedral Nueva y a las 18.00 horas se celebrarán solemnes Vísperas, también en la Catedral Nueva.

Comentarios
Lo más