Alcaldes y entidades zamoranas conocen de primera mano el ADE Rural

Alcaldes y entidades zamoranas conocen de primera mano el ADE Rural
El director general, Jesús Mª Gómez Sanz, y el delegado territorial, Alberto Castro, han expuesto esta mañana las principales líneas de trabajo de ADE Rural. Este proyecto nació el pasado año como un servicio público dentro del II Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial de Castilla y León. Fue suscrito por la Junta y los agentes económicos y sociales y supone la colaboración de la Consejería de Economía y Empleo y de la Consejería de Agricultura y Ganadería.
 
ADE Rural ya está implantada en el territorio a través de las secciones agrarias comarcales de cada provincia y de los servicios territoriales de la Agencia de Innovación y Financiación Empresarial (ADE) y de Agricultura y Ganadería. En Zamora, ADE Rural contará con cinco secciones: Zamora, Alcañices, Benavente, Puebla de Sanabria y Toro. Estas zonas son los puntos de partida de esta iniciativa pública que debe ser capaz de ofrecer una respuesta singularizada y cualificada a las demandas de los potenciales profesionales y de quienes ya forman parte del tejido empresarial de la Comunidad.
 
ADE Rural supone la colaboración de ayuntamientos y la Diputación de Zamora con el objetivo de coordinar todos los esfuerzos existentes al servicio del empleo en el medio rural. Por ese motivo, se ha presentado ADE Rural esta mañana en Zamora en una jornada informativa dirigida a los alcaldes de la provincia, los Grupos de Acción Local, la Cámara de Comercio, los representantes del diálogo social, las organizaciones profesionales agrarias y demás colectivos que puedan tener interés en el desarrollo de sus actividades.
 
Objetivos y potencialidad del medio rural
 
ADE Rural pretende apoyar tanto a los emprendedores que quieren iniciar una actividad empresarial como a las empresas ya existentes en el medio rural. Para ello, se implantará un Sistema Integral de Apoyo al Emprendedor y se promoverá la cooperación empresarial, el espíritu emprendedor y la captación de inversiones.
 
La agricultura ocupa un lugar más que importante en el tejido empresarial zamorano pues, no en vano, esta actividad ocupa a un 12,7 % de la población de los 248 municipios que conforman la provincia de Zamora. Por debajo de la agricultura, se sitúan los sectores de la industria y la construcción, con un 10,9 % y 9,7 % respectivamente, y solo es superada por el 51,1 % de la población dedicada al sector servicios.
 
ADE Rural prestará un servicio personalizado a los emprendedores y empresarios ya asentados, estudiando la viabilidad de sus proyectos, la dimensión del mismo, la ubicación o las posibilidades de financiación entre otros puntos. También se informará sobre los requisitos necesarios para la constitución de entidades asociativas o empresariales y, en especial, para la creación de sociedades cooperativas.
 
Se trata, como ha destacado el director general de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural, de aprovechar los recursos y oportunidades que ofrece el medio rural y así contribuir a su dinamización y asentar las bases de un desarrollo sostenible, moderno y competitivo.
 
El nuevo Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 en el que se está trabajando, priorizará medidas a colectivos y sectores estratégicos en el medio rural como el hortícola o el ganadero.

Planes de zona y apoyo financiero a empresas
 
Para facilitar la prestación de este servicio, está prevista la elaboración de los Planes de Actuación Comarcales, cuyo ámbito de actuación serán las 52 secciones agrarias comarcales en que se divide la comunidad. El objetivo de estos planes es recoger las necesidades del tejido empresarial en cada zona. Además, incluirán acciones de creación de empresas, innovación, financiación e internacionalización.
 
ADE Rural ha articulado dos productos financieros cuya principal novedad reside en no requerir mayores garantías que la viabilidad del proyecto. Por una parte, se ofrecen microcréditos ‘ADE Rural Emprendedores’, cuya cuantía se sitúa entre los 6.000 y los 50.000 euros. Estos están dirigidos a aquellos emprendedores rurales que inicien una actividad o se encuentren en los dos años siguientes al alta censal. El segundo instrumento lo constituyen los ‘Préstamos ADE Rural’, que ofrecerán a las empresas ubicadas en el entorno rural apoyos entre los 6.000 y los 150.000 euros. 
Comentarios