La ley contempla exenciones si hay razones artísticas o arquitectónicas protegidas

La ley contempla exenciones si hay razones artísticas o arquitectónicas protegidas

La ley por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura, conocida popularmente como Ley de Memoria Histórica, fue aprobada por el Congreso de los Diputados el 31 de octubre de 2007.

En su artículo 15, sobre símbolos y monumentos públicos, establece que “las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”.

Añade que esto no será de aplicación “cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas protegidas por la ley”.

El Gobierno colaborará con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales en la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura a los efectos previstos en el apartado anterior. Y las administraciones públicas podrán retirar subvenciones o ayudas a los propietarios privados que no actúen del modo previsto.

 

Comentarios