Tres de cada cuatro salmantinos no podrían vivir sin teléfono móvil

Tres de cada cuatro salmantinos no podrían vivir sin teléfono móvil

El avance de la tecnología y la fácil adaptación y uso de ella en la vida diaria, han supuesto un impulso importante para la telefonía móvil y los smartphones. Aplicaciones que facilitan la comunicación instantánea entre sus usuarios, o juegos exclusivos de estos terminales que se han convertido en fenómeno mundial, los convierten algo indispensable en la vida de sus usuarios.

Teniendo en cuenta estos datos, www.rastreator.com, el comparador online que ya ofrece diez comparativas en el sector de telefonía, ha realizado un análisis sobre el uso que hacen los españoles del teléfono móvil, del que se deriva que cada vez utilizan más este tipo de dispositivos y los consideran imprescindibles en su actividad diaria.

Según el tercer Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, realizado por la compañía, más de la mitad de la población (56%) utiliza de forma activa el móvil al menos 3 horas al día, siendo la media de uso cuarto horas y cuarto diarias, 24 minutos más que el año anterior. Además, casi una cuarta parte de la población (24%) pasa más de cinco horas utilizando sus terminales móviles, en comparación con el 20% que así lo afirmaba en la edición anterior del mismo estudio.

Al igual que ocurría en 2015, los usuarios con un perfil más activo son los jóvenes de entre 18 y 24 años, donde la media de horas diarias asciende a 6,8, en contraposición a los mayores de 55 años cuya media de uso es de 3 horas al día. Además, en cuanto al uso por género, las mujeres utilizan el móvil una media de 42 minutos más que los hombres (4,6 ellas frente a 3,9 ellos).

¿Somos adictos al móvil?

La alta penetración de los terminales móviles en España es una clara muestra de que la tecnología se ha colado de lleno en nuestra vida diaria. Esto provoca que al mismo tiempo surjan también algunas adicciones y dependencias que se han convertido en un fenómeno social cada vez más extendido. 

Términos como el phubbing o la nomofobia dejan paso a trastornos y temores más graves que pueden llegar a afectar a la salud física de los usuarios y están alarmando a los profesionales sanitarios, como son la ‘whatsappitis’ o la ‘selfitis’, sobre todo entre la población que más utiliza este tipo de terminales: los jóvenes.

A pesar de que los españoles dedican cada vez más tiempo a utilizar sus teléfonos móviles, tan sólo un 17% se considera adicto a ellos, aunque tres cuartas partes de la población española asegura que no podría vivir sin el móvil. El porcentaje de adictos según el estudio de Rastreator.com sube trece puntos, hasta el 31%, en el caso de los jóvenes de entre 18 y 24 años pero baja hasta el 10% en el caso de los mayores de 55 años. Además, la diferencia entre hombres y mujeres apenas llega a un punto porcentual, considerándose más adictas ellas (18%) que ellos (17%). 

Fernando Summers, CEO de Rastreator.com, explica que “el teléfono móvil se ha integrado en nuestro día a día hasta tal punto que muchos usuarios no conciben su actividad diaria sin utilizarlo en algún momento. Precisamente, un 21% de los encuestados en nuestro estudio no podría estar más de un día sin móvil y, lo que es más, hasta un 17% afirma que su límite de tiempo sin utilizar el teléfono móvil estaría en cinco horas máximo”.

En este sentido, el 39% de la población afirma que mira el móvil más de diez veces a la hora, porcentaje que ha aumentado casi siete puntos en el último año, y un 13% lo consulta hasta más de veinte veces a la hora (frente al 10% del año previo). Además, aunque los hombres se consideran menos adictos que las mujeres y utilizan sus móviles menos horas al día, lo miran con mayor frecuencia a la hora que las mujeres: el 41% de ellos lo mira más de diez veces a la hora frente al 37% de ellas.

Comentarios
Lo más