STECyL alerta de la urgente necesidad de renovar profesores de universidad

STECyL alerta de la urgente necesidad de renovar profesores de universidad
El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza en Castilla y León, STECyl, asegura que las universidades públicas de la comunidad autónoma “agonizan con la tasa de reposición y el tijeretazo en sus ingresos”.  A la organización sindical dice preocuparle “que los recortes en financiación se estén cebando en las plantillas tras haber realizado un estudio minucioso con cifras escalofriantes sobre la necesidad de renovación y reposición del personal”. Según ellos mismos “serán necesarios unos 900 profesores fijos o funcionarios en pocos años”.

Así las cosas, pronostican “que a diez años vista se habrá jubilado como mínimo un porcentaje considerable del personal”. En el caso de la Universidad de Salamanca ascendería a un 40%, que podría llegar hasta valores superiores al 70% si se tienen en cuenta otras variables como la jubilación anticipada o bajas por defunción, movilidad u otras cosas. “Los presupuestos generales de las universidades están sujetas a un ERE encubierto a todas luces”, afirman desde Stecyl, añadiendo “que el mecanismo utilizado consiste en reducir la oferta de empleo cubierta mediante concurso a oposición a una tasa mínima del 10% de reposición de efectivos, es decir, como máximo una de cada diez plazas quedan vacantes.

 
“En 2014 se superará el 38 % del PDI laboral y el 30 % del PAS en situación de precariedad e interinidad de las cuatro universidades públicas de Castilla y León, a la vez que estas universidades perderán en torno al 10 % de sus plantillas de PDI y PAS, lo que se traducirá en más personal con contratos temporales y precarios. Más inestabilidad para los proyectos educativos, más trabas a la calidad de la enseñanza superior, mayores dificultades para atender los servicios de los centros. La caída de la financiación de los tres últimos años distancia a la Universidad Española del resto de la Unión Europea, donde la media de inversión en educación superior es del 1,26% del PIB, frente al 0,86% español: estos recortes han impedido poder implementar con responsabilidad el Plan Bolonia, lo que para STECyL-i Universidad arroja el resultado de la precariedad, con una mayor masificación de las clases, menor atención al alumnado, menos seminarios o menor investigación”, señalan en un comunicado haciéndose eco de un estudio al respecto.

 

Añaden “que La asfixia económica, traducida en estos años en brutales menguas, está reduciendo de forma preocupante la plantilla de las Universidades Públicas, en todo su personal de administración y servicios y  personal docente e investigador .En los presupuestos aprobados por las cuatro universidades públicas de Castilla y León en el año 2013, tijeretazo que se repetirá en el 14,  observamos que éstas disponían de 3.425 profesores funcionarios, 560 profesores contratos laborales fijos, 374 profesores contratados laborales temporales, y 2.057 profesores asociados. Las pérdidas alcanzan, como en el resto del país, al 15%.

Desde STECyL-i Universidad alertamos de lo preocupante que puede resultar para el futuro de la Universidad la incertidumbre e inestabilidad de su personal, y la imposibilidad de mantener con la calidad necesaria la docencia, la investigación y los múltiples servicios que  presta la Universidad, dado que partimos de una estructura de tipos de contratos que produce inestabilidad y precariedad en la plantilla de profesores al ser temporales su mayoría: solo el 53 % del PDI funcionario en Castilla y León, respecto al conjunto del PDI, es estable. El resto son los que tienen dedicación a tiempo completo y contratos temporales (Ayudantes y Ayudantes doctores), junto a los Asociados que tienen una dedicación entre 6 y 12 horas semanales en la Universidad al tener otro empleo o dedicación fuera de la misma. En estos momentos entre la UBU, ULE, USAL y UVA  trabajan unos 2.057 asociados, colectivo que supone el 32 % del profesorado”.

 

Desde el sindicato, finalmente, destacan “que si no cambiamos la política actual de personal y recursos humanos en las Universidades Públicas el envejecimiento y ruptura de la carrera profesional universitaria estará degradando de forma irreversible las plantillas, y la propia institución, con un despilfarro de los recursos propios injustificable en tiempos de austeridad y eficiencia. El estudio que hemos realizado en STECyL-i Universidad responde a cómo repercute en la Universidad y sus plantillas que no se repongan las vacantes por jubilación y se mantenga la tasa de reposición actual, arrojando cifras escalofriantes sobre la necesidad de renovación y reposición de plantillas”. En la Universidad de Salamanca más de un 20% del personal docente investigador funcionario alcanzaría los 70 años y hasta el 40% con 65 años. “Sirva como ejemplo los datos del Vicerrector del profesorado de Salamanca que informaba de la pérdida en los últimos cuatro años del 8,83 % de las plantillas de PAS funcionario y del 12,69 % del PAS laboral de la USAL. Estos datos pueden considerase un reflejo de lo que está sucediendo en las cuatro universidades”, concluyen.
Comentarios
Lo más