Aprobados 759.000 euros para el tratamiento de la estenosis aórtica en el Hospital Clínico Universitario

Aprobados 759.000 euros para el tratamiento de la estenosis aórtica en el Hospital Clínico Universitario
La contratación de este suministro médico, que servirá para cubrir las necesidades de un año, supondrá la adquisición de un total de 35 unidades, 15 de ellas del tipo expandible con balón -montada dentro de un stent metálico para implante a través de la arteria femoral o del ventrículo izquierdo- y las veinte restantes del tipo autoexpandible.
 
La aorta es la principal arteria que lleva la sangre fuera del corazón. En la estenosis aórtica, la válvula que permite este flujo no se abre completamente, lo cual dificulta la circulación de la sangre. A medida que la válvula aórtica se estrecha más, el ventrículo izquierdo del corazón tiene que incrementar la presión para bombear sangre a través de dicha válvula, y para hace este trabajo extra los músculos de las paredes del ventrículo se vuelven más gruesos, lo cual puede llevar a que se presente dolor torácico.
 
El correcto funcionamiento de esta válvula es tan importante que las formas graves de estenosis aórtica impiden que llegue suficiente sangre al cerebro y al resto del cuerpo. De hecho, este tipo de enfermedad valvular es actualmente el más prevalente en el mundo occidental, con una incidencia por encima del 4 % en personas mayores de 75 años, y esta incidencia aumentará con el incremento de la esperanza de vida.
 
El pronóstico de los pacientes con estenosis aórtica con tratamiento médico es malo, y los tratamientos percutáneos existentes hasta ahora mediante valvuloplastia han mostrado un efecto beneficioso muy escaso en la mayoría de los casos, ya que a pesar de los muy buenos resultados clínicos de la cirugía de sustitución valvular, en pacientes muy añosos nunca se realiza debido al alto riesgo quirúrgico.
 
Por ello, la prótesis valvular aórtica transcatéter es la solución para este tipo de pacientes con comorbilidades graves que contraindican o implican un alto riesgo en la cirugía de sustitución.
Comentarios
Lo más