El Guijuelo reina entre los regalos

El Guijuelo reina entre los regalos

Engañó el partido como engañaba el día y acabaron siendo los dos iguales, fríos. El Coruxo apenas apareció en el Municipal en la primera parte más de lo que le dejó el Guijuelo y los locales lo aprovecharon para coger una ventaja que se vio peligrar en una segunda en la que se cambiaron los papeles. Jonxa, a falta de diez puso la sentencia en el marcador ante una defensa de tres de los gallegos.

Tras un comienzo en el que la presión pudo al control, fue el Guijuelo el que consiguió inquietar la portería defendida por Brais. La banda izquierda, con Ángel Sánchez muy activo, llevaba el principal peligro con varios centros que pudieron suponer el primer gol. En el primero, de hecho, Antonio Pino puso la cabeza para que el balón golpeara en el palo. Esta ocasión abrió el partido y ambos conjuntos se lanzaron al ataque desapareciendo casi el centro del campo.

Tanto es así que el Coruxo, en una presión arriba y tras una mala salida de balón del Guijuelo, pudo también adelantarse en el marcador con un golpeo desde fuera del área que paró soberbiamente Kike Royo, enviando posteriormente el balón a córner. En la contra de este fue Jonxa el que pudo hacer el primero con una gran contra llevada por Piojo y Antonio Moreno, que abrió a la subida del mediocentro, que se descolgó, pero al que se le hizo largo el recorrido y Brais le acabó tapando el hueco.

Eran unos minutos de muchos fallos individuales que no conseguían aprovechar los rivales. Con el partido igualmente de animado, el Guijuelo intentó bajar la pelota y las ocasiones llegaban ante un Coruxo que no se encontraba en el terreno de juego dejando muchos huecos entre líneas. Así, Antonio Pino robó un balón dentro del área para dejársela a Piojo que, con todo para anotar el primero, se durmió inexplicablemente para que lo sacara la defensa. Poco después fue Raúl Ruiz el que lo intentó con una vaselina después de una gran jugada que detuvo Brais.

El Coruxo no despertaba ante las ocasiones del Guijuelo y lo escenificó su jugador Birane en una jugada que se quedó tendido en el terreno de juego aquejado de un golpe que resultó ser nada mientras se sucedían las oportunidades locales. En la siguiente jugada, en un saque de banda mal presionado por los gallegos, un centro desde la derecha acabó en la cabeza de Antonio Pino que, libre de marca, solo tuvo que poner la cabeza para hacer el primero.

Y ni siquiera el gol supuso una reacción visitante. El Guijuelo continuó con el dominio absoluto del encuentro y a los pocos minutos se pidió penalti a Raúl Ruiz de Birane en un empujón por detrás. El saque rápido le dio una pequeña oportunidad al Coruxo que acabó en nada. Con la poca intensidad que ofrecían los visitantes, el Guijuelo parecía ser dueño del partido sin necesidad de hacer demasiado. El único problema que podía aparecer era que los de Rubén de la Barrera se contagiaran como ocurrió con la defensa en una jugada por la izquierda que acabó con un balón en el palo golpeado por Pablo.

Esta tónica continuó en los siguientes minutos. El Guijuelo se contagió definitivamente en lo que no parecía un partido oficial y el Coruxo creció. A poco menos de diez para el final tuvieron una inmejorable que acabó deteniendo Kike Royo con un pase interior dentro del área de Birane a Adrián con la defensa mirando. Ahí tuvo que volver a aparecer el salvador del equipo para dar alas a un conjunto que consiguió anotar el segundo cuando peor lo pasaba. Fue Piojo, en una jugada personal, el que lo hizo yéndose de su marcador y soltando un derechazo cercano a la escuadra para llevar al Guijuelo con una ventaja amplia y merecida al descanso.

La segunda parte, sin embargo, comenzó con un Guijuelo más dormido que lo acabó aprovechando el Coruxo. Ya nada más comenzar avisó Adrián con un golpeo lejano que golpeó en el larguero y al minuto diez consiguió recortar distancias por mediación de Pedro Vázquez después de varias aproximaciones. Los gallegos estaban ahora más juntos en el terreno de juego y lo demostraban ante un Guijuelo que tomó su relevo. Nuevamente Pedro Vázquez pudo hacer el empate en un balón largo del portero que acabó tirando por arriba.

No paró el Coruxo de hacer ocasiones ante la inoperancia ofensiva de los locales y solo la suerte mantenía al Guijuelo por delante. Muchas indecisiones y errores eran los culpables del crecimiento de los gallegos que tuvieron otras varias para empatar. Las líneas del Guijuelo desaparecieron y el equipo se echó atrás, incapaz de salir de su área.

Ante esta tesitura, Rubén de la Barrera decidió dar entrada a Luque y sacar del campo a Antonio Pino para jugar sin un punta definido pero con el propio Luque y Jonxa por delante de la línea de centro del campo. Y parece que se quitó de encima un poco la presión ante un Coruxo que quemó las naves dejando defensa de tres y le acabó saliendo mal.

En la primera que consiguió pillar el Guijuelo con la subida de los laterales hizo el tercero. Fue Jonxa después de una apertura a banda derecha de Luque ante la entrada de Piojo, de lateral ante la lesión de Antonio Moreno, que se internó para dársela a Jonxa, que batió a Brais con su pierna izquierda. Era la sentencia después de una segunda parte mala y un partido plagado de errores.

Guijuelo: Kike Royo, Antonio Moreno (Aitor Aspas, min. 64), Ángel Sánchez, Chema Antón, Jonathan, Javi Rey, Piojo, Raúl Ruiz (Carlos Ramos, min. 57), Jonxa Vidal, Ayub y Antonio Pino (Julián Luque, min. 74)

Coruxo: Brais, Ángel, Pablo (Antúnez, min. 76), Cifuentes, Jon, Alberto García (Ortiz, min.76), Adrián, Birane (Jorge, min. 51), Rafa Mella, Santi Comesaña y Pedro Vázquez

Goles: 1-0, Antonio Pino, min.24; 2-0, Piojo, min.40; 2-1, Pedro Vázquez, min. 54; 3-1, Jonxa, min.80

Árbitro: Fernández Fernández, del colegio extremeño. Amonestó por el Guijuelo a Jonxa Vidal, Aitor Aspas, Antonio Moreno y Javi Rey y por el Coruxo, a Birane y Adrián

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 31ª de Liga en el Municipal de Guijuelo ante unos 200 espectadores

Comentarios
Lo más