En la jura de inspectores, el secretario de Estado destaca la seguridad de España

En la jura de inspectores, el secretario de Estado destaca la seguridad de España
Lo ha dicho en el acto de jura de la XXV promoción de inspectores del Cuerpo Nacional de Policía, donde les ha animado a abordar una tarea que "no es fácil", porque los retos de la seguridad son "múltiples y complejos" y la sociedad española es "muy exigente con sus servidores públicos".
 
"Las tasas de criminalidad, pongamos simplemente por ejemplo las tasas de homicidios, están entre las más bajas del mundo y claramente por debajo de la media de la Unión Europea", ha destacado, para añadir que "los españoles lo saben" y por eso otorgan siempre la mejor valoración en las encuestas.
 
Deuda impagable
Por otro lado, ha aludido a la ciberseguridad y a los delitos que pueden cometerse a través de internet, que "apenas existían hace una década", para luego asegurar que España tiene "una deuda impagable" con el Cuerpo Nacional de Policía "por la lucha y el combate diario contra el terrorismo".
 
A los nuevos inspectores les ha llamado a "velar porque todos los ciudadanos puedan ejercer sus derechos y libertades sin coacción", y por eso "es imprescindible luchar contra los que con violencia pretenden romper la pacífica convivencia".
 
"En primer lugar contra el terrorismo, una amenaza a la convivencia democrática, que en España siempre ha tenido enfrente la labor tenaz y ejemplar de miles de policías", ha añadido.
 
Luego se ha referido a "luchar contra otras conductas incívicas, violentas e insolidarias que tratan de romper el clima de convivencia de miles de ciudadanos".
 
Derechos y violencia

"El derecho de manifestación, el derecho de protesta son, sin ninguna duda, derechos políticos fundamentales", ha afirmado, "pero no es derecho de nadie ejercer la violencia, destrozar el mobiliario urbano o agredir a la policías o poner en riesgo su vida, su seguridad o la de sus familias, y no lo vamos a consentir".

 
También pidió actuar "contra las mafias que trafican con seres humanos", y aludió a su reciente viaje a Mauritania, donde vio el trabajo que llevan a cabo policías españoles en colaboración con la de aquel país.
 
Por otra parte, el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, dicho en su intervención que "probablemente nunca la Policía Nacional había tenido mejor valoración de los ciudadanos, mayor eficacia en el cumplimiento de sus misiones y mayor prestigio internacional que en este momento".
 
Generaciones

El "éxito histórico" no sólo es "mérito" de los 70.000 policías nacionales que prestan actualmente su servicio en España, sino también de "muchas generaciones de policías que a lo largo de décadas han forjado una institución respetada, querida y valorada por los españoles".

 
De los 222 nuevos inspectores, 42 son mujeres. Entre ellos, el de mejores calificaciones, José Javier Menéndez Abad, fue reconocido con una placa por el secretario de estado.
Comentarios
Lo más