Los alérgicos al polen se enfrentan a una problemática primavera

Los alérgicos al polen se enfrentan a una problemática primavera
Las previsiones iniciales de los alergólogos, de cara a la temporada primaveral que se acerca, indican que las pasadas y numerosas precipitaciones invernales tendrán una influencia negativa en las personas que sufre alergias polínicas y, así, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica considera que los granos de polen de gramíneas podrían incluso duplicar los niveles del año pasado, si es que las lluvias de mayo no lo remedian.
 
En Castilla y León ya se están detectando niveles moderados de cupresáceas y ante la previsible y paulatina elevación de las temperaturas, otros árboles (plátano de sombra, álamo, abedul…) comenzarán la polinización, con un esperable agravamiento de los síntomas respiratorios y oculares en los pacientes alérgicos a medida que esta situación se intensifique. Es por ello importante que las personas adopten comportamientos preventivos y sigan los tratamientos sintomáticos prescritos, mucho más si van a realizar actividades al aire libre que les expongan a los alergénicos.
 
En 2013, los especialistas en Alergología de Sacyl atendieron más de 15.000 consultas hospitalarias en Salamanca, una cifra que mantiene, con un levísimo incremento, la actividad asistencial pública en esta especialidad del ejercicio anterior. Las estimaciones determinan que entorno a un 5% de las atenciones por parte de los médicos de Familia en el ámbito de Primaria están relacionas con alergias, que afectaría en la Comunidad hasta a un 30% de la población, siendo en torno a una de cada cuatro las que tienen su origen en alergénicos vegetales.
Comentarios
Lo más