Cuarta detención en un mes para el ladrón de iglesias y centros sanitarios

Cuarta detención en un mes para el ladrón de iglesias y centros sanitarios

La Policía Nacional ha detenido de nuevo al hombre de 46 años que se dedica a robar en iglesias, centros sanitarios y edificios públicos. Según informa la Comisaría de Salamanca, es la cuarta detención en un mes, pero ya este año fue arrestado en enero por llevarse el dinero del cepillo de la iglesia del Corpus Christi. En total, tiene 53 antecedentes.

Fue arrestado en la tarde de ayer en la calle Toro como presunto autor de un delito de robo con fuerza que fue denunciado el pasado 28 de abril. En la denuncia, efectuada por una mujer que trabaja en el Centro Médico San Juan, hacía constar que habían forzado su taquilla y le habían sustraído el bolso conteniendo una cartera, documentación personal, tarjetas de crédito y diez euros, entre otros efectos.

La investigación permitió identificarle y proceder a su detención. En el momento del arresto los agentes intervinieron en su poder destornilladores, unos alicates, unas tijeras, tres cuchillos y una linterna, útiles que emplea para la comisión de los delitos de los que se le considera presunto autor.

La semana pasada los agentes participaban en un dispositivo de vigilancia para prevenir delitos de robos con fuerza y hurtos cuando le detectaron en la avenida de Villamayor. Y es que ya fue puesto a disposición judicial el pasado día 8 como autor de varios hurtos en el Hospital de la Santísima Trinidad y en iglesias de la ciudad, además de tener una reclamación judicial por un Juzgado de la localidad de Villafranca de los Barros (Badajoz). También fue detenido por otros robos en Zamora.

Los agentes observaron cómo accedía a la parroquia de Santa Teresa y se dirigía a uno de los cepillos de limosnas, extrayendo un objeto metálico de un bolsillo y manipulándolo. Logró abrirlo, pero fue detenido cuando estaba recogiendo el dinero de su interior. En el cacheo de seguridad se intervinieron en su poder útiles de los que se sirve para la comisión de los hechos delictivos, concretamente una barra de ferralla, un cortafríos de martillo percutor, una llave alen, unas tijeras de electricista y tres cuchillos de cocina de acero, uno de ellos con la punta doblada, presumiblemente el utilizado para forzar el cepillo.

Así actúa este ladrón

El ‘modus operandi’ característico del detenido es utilizar instrumentos como los intervenidos para forzar en lugares concurridos o en el interior de las iglesias, máquinas expendedoras, cepillos o lampadarios, taquillas o mobiliario de despachos y apoderarse del dinero y otros efectos.

La investigación ha permitido considerar al detenido como presunto autor del robo con fuerza perpetrado en la portería del inmueble en el número 50 de la calle Zamora, denunciado el pasado día 15; de otro en la máquina expendedora del edificio I+D+I de la calle Espejo el mismo día; y de un hurto en el edificio San Eloy, denunciado el pasado día 18.

Comentarios