Cada salmantino prevé gastar una media de 485 euros esta Navidad

Cada salmantino prevé gastar una media de 485 euros esta Navidad
En comidas para el hogar 177 euros, para ocio y diversión 79, para regalos 48, juguetes 86, loterías 64 y otros productos 31 euros, según un estudio de la Unión de Consumidores de Castilla y León. A pesar de la sensación de cierta mejoría económica, aun no se recuperan niveles anteriores a la crisis con estos datos

La previsión de gasto de los salmantinos amplía para esta Navidad el leve incremento registrado en 2015. Así se desprende del sondeo realizado por la Unión de Consumidores de Castilla y León, en el que se ha preguntado por la intención del gasto. Es necesario hacer hincapié en que se trata de datos sobre la previsión del gasto y no del gasto real; pues por lo general al terminar las fiestas el desembolso puede ser apreciablemente mayor pues las emociones también juegan su papel.

A pesar de la sensación de cierta mejoría económica, aun no se recuperan niveles anteriores a la crisis con estos datos. La compra on-line sigue incrementando sustancialmente sus adeptos, particularmente por el auge de los dispositivos móviles aunque aún sigue siendo el ordenador el más utilizado, así un 19% de los encuestados muestra su disposición a utilizar esta modalidad de compra (son prácticamente cuatro puntos más que el año anterior). Aunque algunos precisan su uso estriba en localizar productos y comparar precios para luego adquirirlos presencialmente en el comercio.

De los datos obtenidos destacar que todos los sectores describen en mayor o menor medida subidas. Cada salmantino prevé gastar una media de 485 euros esta Navidad. En comidas para el hogar 177 euros, para ocio y diversión 79, para regalos 48, juguetes 86, loterías 64 y otros productos 31 euros.

Consejos para un consumo responsable

- No dejar las compras para el último momento, haciendo una previsión de los gastos y una lista cerrada de las necesidades de compra. Si se hacen a tiempo se pueden comparar precios y calidades sin prisas.

- Conservar siempre la factura o el ticket de compra, son documentos necesarios para una posible reclamación. 

- En cuanto a los alimentos debemos evitar tirar los productos que cocinemos. En estas fiestas es muy habitual que sobre cantidad de comida y en ese sentido, desde la Unión de Consumidores recomendamos preparar los alimentos que tengamos pensado consumir y no más. No se trata de no consumir sino de hacerlo de una forma responsable.

- En el mercado multitud de regalos que fomentan un comportamiento positivo de cara al Medio Ambiente. En este sentido, no solo debemos optar por los que se realizan de una forma respetuosa con el Medio Ambiente (poco embalaje, sin utilización de pilas, fácilmente reciclables, etc.) sino que también hay juguetes con valores educativos importantes hacia nuestro entorno natural y de respeto al mundo animal. Esos precisamente son por los que tenemos que optar como forma de educación responsable y sostenible hacia los niños/as.

- Elegir los juguetes de acuerdo a la edad de los niños a quienes van destinados. Aunque normalmente el precio y lo que desee este año el niño es lo que marca la elección del juguete, nunca se debe olvidar que, ante todo, deben ser seguros; y para ello deben llevar la marca CE. Por lo tanto se deben rechazar los juguetes que no lleven esta marca y denunciarlo ante los organismos de consumo en el caso de apreciar alguna irregularidad.

- Si se asiste a cotillones, comprobar que poseen la autorización correspondiente, e informarse de qué ofrecen por el precio de la entrada. Si se observan anomalías, pedir la hoja de reclamaciones.

- Si se adquieren electrodomésticos, telefonía, informática, etc., no olvidar la garantía. 

- En las compras on-line comprobar la seguridad de las páginas donde compramos así como las garantías de devolución que nos ofrecen.

- En cuanto al uso de la energía tampoco la debemos despilfarrar. Así es conveniente un uso adecuado de la calefacción y las luces. 

- En cuanto a la venta ambulante legal, también recomendamos no realizar grandes desembolsos ya que en tiendas de vida efímera (que sólo funcionan en Navidad por ejemplo) las reclamaciones o las devoluciones son más dificultosas.

Comentarios