Dos ganaderos se enfrentan a 7 años de cárcel por estafa y daños a Crape y a Agro-Bracamonte

Dos ganaderos se enfrentan a 7 años de cárcel por estafa y daños a Crape y a Agro-Bracamonte
La Audiencia Provincial ha acogido en la mañana de hoy la vista oral contra J. M. G. D. y F.G.D. por un delito de estafa y daños con un total de 7 años de prisión. Además del Ministerio Fiscal se han presentado como acusaciones Crape Cooperativa y Agro-Bracamonte SL.

Los hechos se remontan a los años 2008 y 2009, cuando los acusados, hermanos y socios de las empresas Servicios Ganaderos de Carrascal del Obispo y Agropecuaria Ollera, realizaron diferentes transacciones comerciales con Crape y Agro-Bracamonte acumulando una deuda de más de 100.000 euros.

El primero en declara, J.M.G.D. afirmó que la relación comercial con las cooperativas se inció aproximadamente en el año 2003 con la compra de distintos productos como cereales, fitosanitarios y gasoil. Servicios Ganaderos se dedicaba a la compra de cerdos y a su posterior venta una vez finalizado el proceso de engorde. Pese a que J.M.G.D. no figuraba como el Administrador de las empresas, reconoció haber sido el encargado de toda la compra-venta de productos así como el encargado de firmar tanto los reconocimientos de deuda como los pagarés. En este sentido, a preguntas de Ministerio Fiscal declaró haber firmado un reconocimiento de deuda en 2008, aunque aseguró haberlo hecho "porque me estaban presionando".

Así, el primero de los acusados, después de haber firmado el reconocimiento de deuda así como los posteriores pagarés para hacer frente a la misma reconoció haber dado orden de no hacer frente a los pagarés porque no le cuadraban las cuentas. "Pienso que se han falsificado las contabilidades y creo que me reclaman cosas que no se debe". A ello hay que añadir que a respuestas de la defensa el acusado afirmó que "nunca se me acreditó de dónde venía la deuda" y que cada vez se hablaban de cifras difrerntes. Por último, J.M.G.D. afirmó que a finales de 2009 la deuda con Crape y Agro-Bracamonte se liquidó a finales de 2009.

Por su parte, el otro acusado y hermano, F.G.D., señaló en la vista oral que pese a ser socio fundador y administrador, no llevaba nada de la empresa. "No sabía que no tenía dinero", llegó a afirmar, y repitió en múltiples ocasiones que era su hermano el que se ocupaba de todo.

"Mal pagador desde el principio"

Por su parte, el que fue director General de Crape y Agro-Bracamonte, Jesús Martín, declaró en la vista oral como testigo y afirmó que el primer acusado fue "mal pagador desde el principio y poco a poco fue aumentando la deuda". Además, manifestó que se acordó con los acusados reducir la deuda antes de que en Crape se declarara el concurso de acreedores a cambio de que se hicieran efectivos los pagos.

Según el entonces director general los pagarés que se presentaban nunca tuvieron fondos y por ello sostiene que no se saldó la deuda  

Comentarios