Descubren más de 600 metros cuadrados de los que no se tenía constancia en el Centro Cívico Río Vena

Descubren más de 600 metros cuadrados de los que no se tenía constancia en el Centro Cívico Río Vena

El objetivo de esta primera fase es "garantizar y mejorar la accesibilidad del centro" así como, tras descubrir los más de 600 metros cuadrados útiles, "hacer un recrecido" de esta nueva zona. Así lo ha recogido Gema Conde, alcaldesa accidental de Burgos, quien ha explicado que esta nueva estructura se dividirá en tres plantas: la primera de ellas, el sótano, se utilizará para talleres, la zona intermedia para albergar el CEAS 9, y la zona superior para 2 aulas formativas.

La tarea de construcción de estos nuevos espacios comenzará inmediatamente después del fin de la primera fase, que se prevé estar acabada para finales de agosto. Esta fase, una obra por importe de 208.000 euros, avanza a "buen ritmo" y "cumplirá con el plazo establecido" según ha declarado Gema Conde. Esta fase, matiza Conde, tiene como finalidad una mejora en la accesibilidad del centro o en zonas como los despachos, que tienen humedades.

La tarea más importante que se ha llevado a cabo ha sido la demolición de esta nueva zona, "la casita de muñecas". Complementario a esto, añade el jefe de la obra, se ha realizado un mostrador nuevo en la entrada.

La segunda fase de la obra, también por un importe similar a la primera, comenzará inmediatamente después de finalizar la actual, y se prevé que esté acabada para finales de año. Esta segunda fase, que contemplará la construcción de las tres plantas, "podría ser de alguna manera compatible con que el centro pudiera tener actividad", declara Gema Conde.

Gema Conde ha apuntado que los técnicos ya están trabajando en la programación de las actividades por lo que se intentará recuperar la mayor parte de las actividades en el centro y para lo que no se pueda recuperar, añade, "se buscarán lugares alternativos para poder derivar a los usuarios".

En otro orden de asuntos, la alcaldesa en funciones, ha hecho referencia al Albergue Juvenil de la Calle Miranda, cuya apertura estaba prevista para julio. Gema Conde ha explicado que, para abrirlo, el albergue debe contar con los informes técnicos, de los cuales ya están aprobados los de aguas, sanidad y arquitectura. Los informes de bomberos e ingeniería industrial, añade Conde, están ya casi finalizados, y el único que más retraso contempla es el de protección civil ya que se ha exigido incluir un plan de evacuación.

Comentarios
Lo más