Los sindicatos califican de insostenible la situación laboral: "Somos baratas, productivas y seguimos explotadas"

Los sindicatos califican de insostenible la situación laboral: "Somos baratas, productivas y seguimos explotadas"

UGT y CCOO han comparecido conjuntamente en la mañana de este Día Internacional de la Mujer para denunciar los problemas que siguen existiendo en materia de Igualdad, especialmente en el sector de la dependencia, "fuertemente feminizado y que no se reconoce como debe", en palabras de Fonsi Bonafonte, Secretaria del Grupo de la Mujer en UGT Salamanca. Además han hablado de un problema de discriminación estructural, institucional y simbólico

Los sindicatos recuerdan que el 8 de marzo es reivindicativo "porque recuerda a 146 trabajadoras muertas durante un incendio en una fábrica textil en el transcurso de una huelga en 1911" y porque, en 2016, la brecha entre hombres y mujeres sigue creciendo "por no hablar de la lacra de la violencia de género que ha costado la vida a 60 mujeres en 2015 y a 11 en lo que llevamos de este año".

"La receta del Gobierno para solucionar la crisis fue poner en marcha la Reforma Laboral que ha traído toda clase de desastres a los trabajadores y trabajadoras, en forma de precariedad laboral, pérdida de derechos, desempleo y más desigualdad", señalan UGT y CCOO.

Verónica Domínguez Hevia reconoce en un día tan simbólico como hoy que “no hay mucho que celebrar”. Según ha explicado la representante del Grupo de la Mujer de CCOO Salamanca “estamos atravesando una enorme precariedad después de los últimos cuatro años de recortes, unidos a la reforma laboral retrógrada que está haciendo estragos y que demuestra que estamos en una sociedad injusta, inadecuada para el siglo XXI y en la que, como siempre, nosotras somos las perdedoras”.

Las mujeres cobran, según los datos de los sindicatos, el 76% del salario que perciben los hombres por realizar las mismas funciones, lo que supone una brecha salarial del 24%. Además, Domínguez ha añadido que “las mujeres muchas veces se ponen al ciudado de las personas dependientes y los niños, realizando esfuerzos que no vienen recogidos en ningún sitio y proporcionando al Estado un ahorro importante”.

Por todo ello, solicitan medidas que tengan que ver con políticas de Igualdad y diálogo social como la ampliación de la prestación por paternidad, la mejora de la educación y de los servicios sociales, la presencia paritaria en todos los organismos a nivel regional y que “la violencia machista se reduzca a cero”.

Según la encuesta de condiciones laborales, el 40% de familias monoparentales encabezadas por una mujer están riesgo de pobreza. Igualmente, Fonsi Bonafonte Calama, advierte que “la mayoría de las trabajadoras de ayuda a domicilio cobran por debajo del subsidio de renta garantizada”. Denuncia que las trabajadoras carecen de protección ante el acoso sexual y por ellos reclama “protocolos de actuación ante estos casos”.

Bonafonte ha dividido los tipos de discriminación en aquella estructural, ya que “se considera que limpiamos mejor, cuidamos mejor, somos baratas y productivas y seguimos estando explotadas”, aquella institucional, “porque la legislación no contempla la protección de las mujeres y las administraciones se lavan las manos”, y en último término, aquella simbólica, ya que “en los estereotipos está la discriminación, en los roles de género y en lo que se nos enseña”.

Desde los sindicatos solicitan “romper con la injusticia de los viejos problemas porque la igualdad no es una opción, sino una obligación”. Para ello piden protocolos de actuación, que se incorpore la perspectiva de género a todas las actuaciones, que se impulsen campañas con el objetivo de educar en igualdad y que se igualen los pliegos de condiciones para las contrataciones públicas.

Comentarios
Lo más