Las mujeres tienen un 10% más de neuronas en áreas destacadas para liderar

Las mujeres tienen un 10% más de neuronas en áreas destacadas para liderar

Según estudios recientes de neurociencia aplicado al rendimiento profesional, el cerebro femenino cuenta con un 10% más de neuronas en las áreas de lenguaje y audición lo que facilita y agiliza el liderazgo empresarial. A pesar de ello las mujeres siguen encontrándose muchos obstáculos en su día a día profesional. Y es que las mujeres suponen más de la mitad de la población con estudios universitarios, pero sólo ocupan uno de cada cuatro puestos directivos en las empresas españolas medianas y grandes.

Beatriz Sanz, directora de Expocoaching, el evento más importante de gestión del cambio en España, explica que “la evolución de la mujer ejecutiva en el mundo empresarial es cada vez más evidente al igual que es más frecuente encontrar puestos de alta responsabilidad ocupados por mujeres”.

Hay un incremento de organizaciones que apuestan por el liderazgo femenino. Las aptitudes y capacidades más desarrolladas en las mujeres, cobran cada vez más valor en la capacidad para liderar: la empatía, la cooperación, la gestión emocional o la escucha activa, entre otros. “Según los últimos estudios en neurociencia, las diferencias entre el cerebro masculino y femenino son evidentes y pueden ayudarnos a entender los diferentes estilos de liderazgo masculino y femenino”, explica la directora de Expocoaching. 

Los estudios revelan que las diferencias funcionales entre hombres y mujeres les otorgan características singulares para el procesamiento del lenguaje, el manejo de emociones y la resolución de conflictos. Diferencias fisiológicas en el cerebro femenino, cómo la existencia de un 10% más de neuronas en las áreas de lenguaje y audición, dan a las mujeres una mayor agilidad verbal. La presencia de zonas más grandes asociadas con las emociones y la memoria en el hipocampo, le confieren también una mayor habilidad para expresar y compartir emociones y desarrollar empatía.

No obstante, “aún así, todavía se enfrentan a muchos obstáculos cada día dentro de las organizaciones para conseguir sus objetivos profesionales y el reconocimiento dentro del sistema.  Por este motivo, una de las metas más comunes es llegar a potenciar sus habilidades de liderazgo y de autoliderazgo para así incrementar notablemente la cuenta de resultados. Otra preocupación común es compaginar la vida laboral con la familiar, por lo que otro objetivo que comparten muchas de ellas es llegar a conseguir el equilibrio entre la vida profesional y personal”. 

Comentarios
Lo más