Venancio Blanco trae la Sagrada Cena al Patio de La Salina como preámbulo de la llegada de toda su obra a Salamanca

Venancio Blanco trae la Sagrada Cena al Patio de La Salina como preámbulo de la llegada de toda su obra a Salamanca
Con el objetivo de destacar "la grandeza de la amistad en torno a la figura de Jesús" el escultor salmantino Venancio Blanco creó la magnífica escultura de la Sagrada Cena, una pieza que forma parte del proyecto del Museo Religioso Venancio Blanco para la capilla del palacete de la finca Monte del Pilar en El Plantío (Madrid). A partir de hoy todos los salmantinos podrán disfrutar de ella en el Patio del Palacio de La Salina, donde permanecerá hasta el próximo 4 de mayo.

La Sagrada Cena supone el preámbulo de la llegada de toda la obra de Venancio Blanco, un proyecto que según anunció el propio artista está próximo. Sin embargo, no quiso avanzar una posible ubicación, y es que las entre 900 y 1.000 piezas con las que cuenta el escultor también podrían "bailar por los pueblos", afirmó, a lo que añadió que "será bonito que sea mi obra la que pueda venir a los salmantinos".

Venancio Blanco estuvo acompañado en la presentación por el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, y por el diputado de Cultura, Manuel Tostado. Iglesias afirmó que "hoy es un día importante para todos los salmantinos" ya que la casi tonelada que pesa la escultura "es una de las piezas más queridas". El máximo responsable de La Salina destacó los 8 años de intenso trabajo que le llevó al artista finalizar la obra que es "uno de los grupos escultóricos más interesantes", e incluso llegó a calificarla como "la obra maestra de Venancio Blanco".

Iglesias quiso destacar las dos facetas del salmantino, la artística y la personal, "porque si algo nos ha regalado es que se siente orgulloso de ser de Matilla de los Caños".

Por su parte, Venancio Blanco señaló que con la Sagrada Cena se obliga al espectador a entender la historia de una manera diferente. De hecho es la primera escultura donde Judas no tiene la bolsa "se la quité yo, y sin bolsa no hay más remedio que salvar a todos". Además, destacó que las personas que visiten el grupo escultórico en el momento de la clausura descubrirán "una nueva composición de la cena". 

Comentarios
Lo más