Reabierto al público el renovado parque de La Alamedilla

Reabierto al público el renovado parque de La Alamedilla

El Ayuntamiento de Salamanca ha abierto este jueves por la tarde el parque de La Alamedilla tras su rehabilitación, ofreciendo un nuevo espacio moderno y accesible sin perder sus señas de identidad. El parque se pondrá de nuevo a disposición de los ciudadanos durante la tarde, una vez que concluya la retirada de todo el vallado perimetral.

Las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento en los últimos meses han hecho posible que La Alamedilla sea hoy un parque accesible al que se han incorporado las sugerencias de los ciudadanos, respetando el arbolado en un espacio verde y de ocio de más de 23.500 metros cuadrados en el centro de la ciudad de Salamanca. En la reforma se han mantenido las principales señas de identidad de este emblemático parque y, además, se ha recuperado el acceso al centro del estanque gracias a dos pasarelas de madera, una de ellas de nueva creación, o, entre otros elementos, el antiguo arco a la entrada con unos cubos con la inscripción de parque infantil.

El estanque de los patos, uno de los lugares más emblemáticos del parque, será todavía más disfrutado por niños, adultos y personas mayores porque se ha acondicionado la zona central, donde se ha instalado una amplia pérgola de madera y seis bancos desde donde ver a las aves. Además se ha sustituido el antiguo vallado perimetral por uno nuevo también de madera, se ha renovado el exterior del estanque para mejorar su limpieza y mantenimiento y se ha instalado una nueva depuradora y plantas acuáticas para mejorar la calidad del agua. También se ha impermeabilizado el estanque y construido nuevos nidos para los patos. El renovado estanque de La Alamedilla también alberga una pareja de cisnes y una oca.

Por otra parte, en el parque infantil se han reformado y pintado los antiguos juegos, entre ellos el histórico tren de piedra o la ballena, y se han incorporado otros nuevos como columpios, también adaptados para personas con discapacidad, una torre castillo, un 'barco pirata', un pequeño bosque de juegos y un tobogán múltiple con capacidad para ser utilizado por diez niños al mismo tiempo.

El Ayuntamiento también ha instalado un amplio y nuevo merendero con mesas y bancos de madera, a la medida de los niños, y un aseo en la zona de entrada. Además del primigenio y evocador arco de entrada, se han recuperado también las pinturas, recreadas por Alto Contraste, con los famosos personajes de Hanna Barbera, que desaparecieron del parque tras la reforma de 1989.

A petición de los responsables y padres de la guardería, se ha ampliado sensiblemente la altura del vallado perimetral de la zona colindante con este centro. Asimismo se ha aprovechado la antigua valla del estanque de los patos para reforzar el perímetro de la pista de patinaje y, al igual que en el resto del parque, se han salvado todos los desniveles para que sea completamente accesible. La zona de juegos infantiles se ha reforzado también con nuevos bancos para el descanso de los propios niños o de sus familiares. Los usuarios del parque cuentan también con mesas para jugar al ajedrez en el paseo peatonal junto al pabellón de deportes y el colegio Rufino Blanco.

Nueva zona biosaludable y otra base de 'SALenBICI'

La reforma de La Alamedilla también ha hecho posible poner a disposición de los salmantinos una nueva zona biosaludable con diez aparatos para mejorar la forma física de adultos y personas mayores mediante un ocio saludable. Esta zona se beneficia, además, de una amplia sombra gracias al rico arbolado consolidado en el parque. En este sentido y para poner en valor la riqueza botánica de La Alamedilla se han instalado peanas informativas junto a los 15 árboles más significativos del parque indicando su especie y principales características. Y para continuar fomentando la movilidad sostenible, el Ayuntamiento también ha instalando una nueva base del sistema de préstamo de bicicletas “SALenBICI' y tres zonas de aparcamiento para bicicletas particulares.

Se ha respetado el arbolado del parque

Durante la remodelación del parque de La Alamedilla se han respetado los casi cuatro centenares de árboles y tan sólo se han retirado catorce ejemplares secos o enfermos para evitar el riesgo de que se desplomaran en un futuro. Además de otros seis árboles que habían crecido de forma espontánea en el estanque con perjuicio para su estructura.

Nuevos caminos para que sea un parque más transitado y refuerzo de la iluminación

En la reforma de La Alamedilla se ha priorizado un diseño mucho más abierto con el objetivo de que zonas antes inaccesibles sean ahora espacios transitables por los ciudadanos y que se convierta en un espacio real de paso. Esta filosofía ha permitido crear nuevos caminos mejorando la comunicación entre las diferentes partes del parque y las zonas aledañas.

Paralelamente, se ha reforzado la iluminación renovando el alumbrado público, ahora con led de bajo consumo. También se han renovado todos los pavimentos con diferentes materiales, tanto para los paseos, como para las calles perimetrales, en las que aparece impreso el nombre del parque. Destaca, además, el pavimento de la plaza central, de hormigón fotocatalítico, material que absorbe la contaminación. 

 

Noticia relacionada:

Suspendida la jornada lúdica y cultural del próximo sábado

Comentarios