Procesado un joven por hurtar 4.000 euros a un anciano haciéndose pasar por revisor de contadores

Procesado un joven por hurtar 4.000 euros a un anciano haciéndose pasar por revisor de contadores
Los hechos tuvieron lugar el pasado mayo en la localidad de Miranda del Castañar y la vista se ha celebrado este lunes en los Juzgados de Salamanca. El acusado, que se enfrenta a una pena de 1 año y 3 meses de cárcel, niega ser el autor de este hurto mediante el engaño, aunque ha sido reconocido sin ningún género de dudas por la víctima, de 84 años de edad

Un joven, cuyas iniciales responden a A.S.M., ha sido procesado este lunes en la sala de penal número uno de los Juzgados de Salamanca, acusado de un delito de hurto por el que se enfrenta a 1 año y 3 meses de prisión y al pago de una indemnización en concepto de responsabilidad civil subsidiaria de 4.000 euros, misma cantidad que se le acusa de haber hurtado. La vista ha tenido lugar con la declaración del acusado, así como del agente de la Guardia Civil que llevó la investigación, la víctima y denunciante, y una testigo.

Los hechos se remontan al mediodía del pasado 17 de mayo, cuando dos jóvenes presuntamente acudieron a la vivienda de un jubilado de 84 años de edad en el municipio salmantino de Miranda del Castañar. Argumentando que eran empleados de una empresa energética, solicitaron el acceso los contadores y cobraron por ello al usuario una cantidad de 140 euros.

No contentos con eso, según la instrucción del caso, mientras el otro individuo entretenía al denunciante en el salón de su domicilio, el acusado accedió al piso superior de la vivienda y se llevó una cartera del interior de un cajón que contenía 4.000 euros, así como una cartilla bancaria, ambos efectos propiedad del denunciante.

El acusado, en su declaración, ha negado haber estado nunca en la localidad de Miranda del Castañar y asegura que no tiene ninguna relación con el vehículo en el que fue identificado el 30 de mayo de 2016 en la localidad de Villares, dónde según ha declarado de encontraba haciendo una parada para hacer sus necesidades, junto con dos acompañantes, en su viaje a Zamora “a conocer a unas chicas”.

Sin embargo, el agente de la Guardia Civil encargado de la investigación del caso ha declarado que ese vehículo coincide con la descripción, dada por testigos en Miranda del Castañar, del utilizado por los autores del hurto para salir del municipio. Un Skoda Fabia de color negro con una pegatina amarilla en la carrocería. En este sentido, el agente ha declarado que también coincidía la descripción de los sospechosos y por eso procedieron a su identificación. En este sentido, el dueño de una furgoneta blanca, que había tenido que retirarse para ceder el paso al coche, había dado esta descripción.

Además, el denunciante, de avanzada edad, declaró en evidente estado de nerviosismo que el acusado, al que reconoció sin ningún género de dudas, fue quien subió al piso superior de su vivienda y se llevó los 4.000 euros que estaban en un cajón y que eran sus ahorros. Asimismo, el hombre había efectuado un reconocimiento fotográfico en la fase de instrucción con el mismo resultado.

La última en declarar fue la sobrina de la víctima, quien recordó que su tío había llegado muy nervioso a la tienda que regenta en el municipio serrano y que le había dicho que le habían engañado para cobrarle 140 euros. Ella le aconsejó que no abriera más la puerta a nadie porque todos los recibos de la luz estaban domiciliados y nadie tenía que ir a leer los contadores. Pasados 10 minutos, el anciano volvió llorando para comunicar a su sobrina la desaparición de la cartera.

Comentarios
Lo más