Un hombre se enfrenta a cuatro años de prisión por abofetear a su pareja

Un hombre se enfrenta a cuatro años de prisión por abofetear a su pareja
Ha sido juzgado este martes acusado de un delito de lesiones en un marco de violencia de género tras causar a la víctima la rotura de los huesos propios de la nariz, quien presentó además los dos ojos amoratados como consecuencia de la agresión producida con la mano abierta

La sala de penal número dos de los Juzgados de Salamanca ha acogido este martes el juicio a un hombre, cuyas iniciales responden a D.E.C., por un delito de lesiones en el marco de violencia de género. El Ministerio Fiscal solicita para él una pena de 4 años de prisión y 5 años de alejamiento de la víctima.

Los hechos ocurrieron en la gasolinera aneja al cementerio de Salamanca cuando el acusado, en el interior de su coche, presuntamente golpeó con su mano abierta a su pareja provocándole la fractura de los huesos propios de la nariz y el un morado en los dos ojos, como consecuencia de la rotura.

D.E.C. se ha acogido a su derecho a no declarar, por lo que el único que ha depuesto como testigo es el policía nacional que acudió al aviso. Según su testimonio, una llamada alertó de una agresión cometida por un hombre sobre una mujer, aunque más tarde se desdijo y negó haber presenciado los hechos, aunque sí vio a la mujer sangrando y tapándose la cara con un pañuelo.

El agente de la Policía Nacional ha asegurado que localizaron a la víctima, que no ha acudido a declarar a pesar de estar debidamente citada, en el Hospital Clínico Universitario y fue allí dónde le aseguró que las lesiones que presentaba se las había causado su expareja. Lesiones que están ilustradas con fotografías y acreditadas en la fase de instrucción mediante prueba pericial, aunque no se han reproducido en el juicio.

El Ministerio Fiscal ha mantenido sus requerimientos y una sentencia condenatoria en sus conclusiones al considerar probados los hechos en base al testimonio de agente de la Policía Nacional y al parte de lesiones que consta en el atestado. Por su parte, la representación legal del acusado ha solicitado la libre absolución al considerar que están acreditadas las lesiones pero no su autoría, y que la única prueba que pesa contra D.E.C. es lo que la víctima contó ala gente. El juicio ha quedad visto para sentencia. 

Comentarios