Un árbitro para un partido de cadetes tras recibir insultos y amenazas desde la grada

Un árbitro para un partido de cadetes tras recibir insultos y amenazas desde la grada

Las faltas de respeto a los colegiados son una de las mayores lacras del fútbol base. Este fin de semana, se volvió a vivir un episodio desagrable y, una vez más, los señalados fueron las personas que acuden a ver el partido desde fuera del terreno de juego.

Durante el choque de la Tercera División Cadete entre Promesas de Villoria y Unionistas, el colegiado del encuentro Solano Suárez recibió numerosos insultos y amenazas desde la grada por parte de seguidores y decidió detener el encuentro.

“En el minuto 75, decidí detener el partido debido a los numerosos y continuos insultos y amenazas que me profirieron desde la grada. Tras diez minutos, se restableció la normalidad”, reflejó en el acta.

Comentarios