Ganemos denuncia que el PP continúa con una política de vivienda que no favorece a las familias con menos ingresos

Ganemos denuncia que el PP continúa con una política de vivienda que no favorece a las familias con menos ingresos

El grupo municipal de Ganemos Salamanca ha denunciado que la política del Ayuntamiento en materia de vivienda continúa por los mismos derroteros que antes de la aprobación del pacto que alcanzaron entre todo los grupos. El nuevo protocolo, aprobado hace una semana por el resto de partidos con la abstención de Ganemos vulnera lo acordado previamente, según Virginia Carrera. “No aparece por ningún sitio la palabra social. Se habla de alquiler, pero no de alquiler social. Tampoco aparece ningún tipo de mediación con los bancos ni la Sareb para favorecerlo”.

“Ya nada nos sorprende del Partido Popular. Están promoviendo un modelo de vivienda que no cuenta con las personas interesadas, como por ejemplo las plataformas anti desahucios, u que no resultará eficaz”, según Virginia Carrera. Ha recalcado la necesidad de garantizar un derecho y no favorecer un privilegio y se pregunta, “¿Hay algún interés para favorecer a algún promotor privado?”. A este respecto, Carrera ha denunciado la existencia de 19 viviendas vacías en manos del Patronato que, a su juicio, deberían ofrecerse en alquiler social. “Está funcionando como una promotora inmobiliaria, alquilando a precios de mercado”. Ganemos solicita que haya más coordinación entre los servicios sociales y el Ayuntamiento para que puedan disponer de ellas.

Asimismo, Ganemos Salamanca ha detectado un problema con los baremos de acceso al alquiler en régimen de rotación. Según ha detallado Virginia Carrera, el protocolo limita este acceso para las familias que tienen sus ingresos en el tramo comprendido entre el 1,0 y 1,2 del Iprem. Así viene recogido en el Plan Estatal pero, según Carrera, “eso no es ninguna Ley y no debería ser así porque las familias que cumplen esos requisitos son muy pocas”.

En la misma línea, Pilar Moreno, ha denunciado que las viviendas del Patronato acaban siendo para la clase media. “Hay que demostrar unos ingresos mínimos a medio plazo y eso hace que al final sean para gente de clase media, media-baja, pero media”. Por esta razón, Moreno considera que no se pueden seguir construyendo viviendas y que hace falta un cambio en las políticas. “En este protocolo se rebajan los compromisos del pacto”.

Según Pilar Moreno, la cantidad de personas que no tienen un domicilio para vivir está aumentando en toda Europa y en España, especialmente. “La gente que vive en la calle tiene que ser protegida. Tienen los mismos derechos que los demás, incluso tienen derecho a empadronarse aunque vivan debajo de un puente. No pueden ser despreciados y ni mucho menos, ser objeto de burla”.

Comentarios