Denuncian amenazas a padres por oponerse a que sus hijos hicieran la ‘reválida’

Denuncian amenazas a padres por oponerse a que sus hijos hicieran la ‘reválida’

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres (Ceapa) denuncia las amenazas y presiones ejercidas sobre las familias que se han opuesto a que sus hijos sean sometidos a la evaluación final de primaria y exige sean invalidados los exámenes que se han realizado en contra de su decisión.

“En numerosas ocasiones hemos expuesto nuestro rechazo frontal a estas reválidas que pueden lesionar gravemente el futuro del menor ante la posibilidad de incorporar a su expediente connotaciones negativas que pueden llevarle incluso a repetir curso o a condicionar su futuro en secundaria donde se le puede derivar hacia la FP Básica con un intento de especialización temprana y en precario que limitará su futuro formativo y laboral”, explica en un comunicado.

Ante esta situación, numerosas familias han decidido que sus hijos no realicen estas reválidas consideradas innecesarias, ya que el alumnado es evaluado mediante evaluación continua por su profesorado y ya cuentan con unas calificaciones que son las que se necesitan para pasar a Educación Secundaria. “Esta decisión no ha sido respetada en algunos centros donde han realizado los exámenes al alumnado el primer día de asistencia a clase a pesar de la oposición de sus familias quienes lo habían comunicado de forma verbal o escrita ante la dirección educativa”, añade Ceapa.

Asegura que en algunos casos se ha presionado mediante amenazas de denuncia por absentismo e incluso la denuncia a fiscalía de menores, “suponiendo ambas medidas un intento falso para condicionar a las familias quienes sabemos perfectamente que los derechos del menor están por encima de cualquier otra consideración y nuestra decisión está guiada en el sentido de proteger ese derecho de nuestros hijos e hijas sobre los que tenemos la patria potestad”.

Ceapa denuncia que se ha ninguneado a las familias a pesar de haber comunicado una decisión “a la que tienen derecho y al alumnado al que se le ha obligado a realizar las pruebas a pesar de la decisión de las familias o se le ha preguntado y al estar en inferioridad de condiciones ante el docente, no ha podido manifestar su opinión libremente”. Y concluye: “Las reacciones del sistema educativo ante la decisión anunciada es la coacción y la amenaza y este es un dato que evidencia la necesidad de analizar las prácticas abusivas que se llevan a cabo hacia el alumnado y sus familias en muchos centros educativos”.

 

Comentarios