Dos alumnos de la Escuela de Hostelería, en el catering de la Vuelta Ciclista a España

Dos alumnos de la Escuela de Hostelería, en el catering de la Vuelta Ciclista a España

Dos alumnos de la Escuela de Hostelería de Santa Marta de Tormes (uno del curso de cocina y otro del de corte de jamón) se incorporarán a la empresa de catering de la Vuelta Ciclista a España con la que recorrerán todo el país durante 25 días entre agosto y septiembre.

Así será tras el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento santamartino y la empresa que incorporará a su bolsa de empleo a todos los alumnos del centro. A ello se une la posibilidad de que los alumnos se incorporen definitivamente a la empresa si la experiencia es positiva.

Para el alcalde de Santa Marta, David Mingo, el acuerdo es un motivo de orgullo porque propiciará que el nombre del municipio y su Escuela de Hostelería se escuchen por todo el país. De hecho, desde este centro formativo se elaborará un pincho específico que llevará el nombre de Santa Marta y que será ofrecido durante los servicios que se ofrecerán. De igual modo es probable que se elabore una creación especial para el día de la llegada.

David Mingo resaltó que los alumnos “van a poder practicar en el mejor sitio y de la mejor manera posible”. En esa línea, la concejala Chabela de la Torre destacó que se trata de una oportunidad inigualable de inserción y de promoción de la escuela y el municipio. Por ello espera que haya continuidad en el acuerdo.

Se trata de la tercera ocasión en la que la empresa firma un acuerdo con una Escuela de Hostelería. En ocasiones anteriores el vínculo se prolongó varios años, según explicó el representante de Catering Vuelta Ciclista Iñaki Albistu para quien es muy importante “dar cobijo a los futuros profesionales”. De hecho, explicó, en la actualidad son varios los reputados cocineros que ocupan importantes puestos y que en su momento también pasaron por la ronda española.

El equipo está formado por 45 personas que dan servicio diario a unas 1.500 personas tanto en la salida como en la meta de cada etapa. El menú de cada día está en su mayor parte determinado por los productos de los lugares por los que pasa la carrera. Además del lunch para invitados, , la empresa se encarga también de preparar los avituallamientos.

“Para la formación es importante”, subrayó Albistu dado que los trabajadores “van a aprender muchas cosas a todos los niveles”. Así, aprenderán a trabajar con infraestructuras móviles y a dar un servicio que en absoluto es mecánico o monótono pues cada día se ofrece en un lugar diferente y con independencia de las condiciones climatológicas. 

Tradicionalmente, explicó la empresa, el catering de la Vuelta trabaja con productos de Salamanca.

 

Comentarios