La RFEF se podría encontrar con una Segunda B irregular por segundo año consecutivo

La RFEF se podría encontrar con una Segunda B irregular por segundo año consecutivo
El que se pueda alargar el litigio que mantienen la Real Federación Española de Fútbol y el Juzgado Mercantil de Salamanca, que defiende los intereses de Juan José Hidalgo tras su compra de los derechos deportivos de la UDS, puede terminar con una nueva temporada con más equipos de los previstos en Segunda B.

Y es que al haber salido a subasta la plaza de la Unión, no aceptando la RFEF el auto de la jueza, ya son varias las escuadras que parece pujarán por ella. Además de estar varios clubes de Tercera estudiando la oferta, también existen equipos de Primera como Betis y Osasuna que no verían con malos ojos hacerse con la vacante para colocar a su filial en la categoría de bronce del fútbol nacional.

Y como sucediera hace menos de un año, este aspecto puede suponer un problema para la RFEF, ya que tendría que acatar grupos de más de veinte equipos y una competición descompensada y nada regular.

Y es que hace un año que el Orihuela descendía por no abonar el aval exigido y comenzaba un proceso similar al que actualmente vive Hidalgo, terminando el ente federativo perdiendo y con obligación firme del juzgado de readmitir en Segunda B al equipo alicantino.

A favor del empresario charro, que en ese caso hubo dudas del juez, mientras que en el actual, en Salamanca, desde el primer segundo la resolución es firme, lo que acortaría los plazos en último extremo, puesto que no hay que olvidar que el Orihuela empezó la campaña en Tercera y allí jugó dos jornadas antes de ser readmitido.

Comentarios
Lo más