Juan del Álamo: “Con Guijuelo me une una historia de triunfos, respeto y admiración”

Juan del Álamo: “Con Guijuelo me une una historia de triunfos, respeto y admiración”

Charla con el torero Juan del Álamo con vistas a su corrida en Guijuelo el próximo 17 de agosto, compartiendo cartel con los diestros Roca rey y José Garrido

-¿Estás satisfecho con lo que va de temporada hasta el momento?

He tenido hasta el momento plazas de importancia en las que he sumado triunfos muy importantes y creo que a lo mejor he tenido ese pequeño bache que también he tenido otras temporadas. En mi paso por Pamplona, pues no he tenido todavía ese ‘feeling’ y entendimiento con la afición. Por lo demás, creo estoy echando una temporada de mucha importancia y de valorar, sobre todo en los despachos y en las empresas.

-Eso te iba a preguntar. En Pamplona estaban puestas las mejores expectativas, también para la ganaderías que era Pedraza de Yeltes, ¿qué sensaciones te dejó esa tarde?

Bueno, pues Pamplona la verdad que yo este año iba con una ilusión diferente. Pedraza de Yeltes es una ganadería que conozco bastante bien y bueno, pues tenía mucha confianza en que saliera todo como yo soñaba. No pudo ser así por esa falta de comprender, de entender y de que no llegué a ese punto de encontrarme a gusto en la plaza y no surgió ese punto de entendimiento entre toro y torero, y no pudo ser. No salieron las cosas, no hubo ese triunfo que yo creo que podía conseguir y que soñaba, pero bueno, a pesar de todo eso creo que también dejé cosas de importancia y detalles, aunque el recuerdo es más amargo que dulce, puedo irme con detalles de sensaciones importantes.

-Este año si por algo se ha marcado es por la muerte del compañero Víctor Barrio, ¿cómo se asume la muerte de un compañero? Me imagino que tiene que ser duro volver a ponerse delante de la cara de este animal.

-Por supuesto que es difícil después también de conocer a la persona, al torero, su trayectoria. Somos toreros que teníamos muchas cosas en común, éramos toreros de la misma hornada y creo que eso también te afecta y te condiciona mucho más. La muerte de Víctor ha sido un golpe muy duro y muy fuerte para el mundo del toreo, también para los aficionados y los toreros. Pero al final nos damos cuenta de que esto sigue y los sueños continúan y no hay mejor forma, al final, que honrar con el triunfo y con perseguir ese sueño que Víctor luchaba por conseguir. A pesar de lo que ha pasado, de algo tan poco esperado y deseado, creo que Víctor va a quedar en el recuerdo y en el corazón de todos.

-Y en Chota (Perú) también estuviste hace algunas semanas, ¿qué sensaciones te trajiste del otro lado del Charco?

-Chota yo creo que fue un poco así aventura, vivencias nuevas no conocidas, y me dio muchísimo. El toreo allí está en un momento de mucho crecimiento, están haciendo muy buenos profesionales, además de una gran ambiente y mucha expectación que está rondando por la afición del Perú. Me traje para acá muy buenas sensaciones, la segunda tarde también conseguí triunfar y luego fue un viaje lleno de lugares y vivencias que uno no había vivido y que me ha dado mucho a nivel personal y profesionalmente.

-Ya de vuelta a España, me gustaría recordar esa tarde en Plasencia. Creo que era la primera vez que te medía a los vitorinos. Imagino que una tarde dulce.

-Una tarde dulce después, cuando me sobrepuse a las dificultades de esa condición de bravura de ese primer toro que fue de mucha dificultad porque me lo puso muy difícil. Fue una faena muy de tú a tú con un toro muy exigente y fue de esos días que como torero me sobrepuse y crecí bastante a nivel artístico. Como torero fue de esas tardes que te dan y que creces moralmente también.

-La feria de Guijuelo se aproxima este agosto, el año pasado te alzaste como triunfador de la feria y vuelves a ese coso, ¿qué supone para ti torear en la plaza de Guijuelo?

-Guijuelo es una plaza que siempre me ha agradado mucho torear. Nos une una historia de triunfos consecutivos en los que siempre ha quedado esa admiración y aprecio de mi parte hacia esa afición. Es una plaza en la que siempre me he sentido muy identificado y muy querido. Es un día de los que tengo siempre marcados en el calendario porque me gusta, me siento y disfruto mucho.

-Para esa tarde del 17 de agosto un cartelazo junto con Roca Rey y José Garrido, ¿qué te parece la terna?

-Con Roca Rey he coincidido en alguna ocasión y con garrido también. Yo creo que son dos toreros ahora mismo de una gran importancia. Una de las renovaciones más importante de los últimos años es Roca Rey. Creo que lo que está haciendo tiene una gran importancia, es un torero que tiene todas las condiciones para llegar a ser figura del toreo y eso a la vez que impone, te agrada y te motiva para estar en el cartel de Guijuelo. Un cartel con mucho atractivo e importancia y que creo que tiene muchas cosas que decir y que tiene que salir por los motivos y las circunstancias en los momentos en los que están estos dos toreros por el que yo creo que también me encuentro.

-La ganadería elegida para ese día es la charra de Vellosino, ¿cómo se te dan?

-Con  esta ganadería he tenido suerte y la fortuna de torear y de cuajar un toro en Madrid, y de cortarle una oreja. La verdad que de las orejas que me relanzaron en mis principios, hace ya tres o cuatro años que le corté una oreja a un Vellosino. Una nobleza fuera de lo normal y esa bravura y esa casta que le caracteriza como ganadería. Una de las ganaderías que está en un  momento estelar e importante

- Conocemos al Juan del Álamo en las plazas pero fuera de ellas, ¿qué aficiones tienes?

-Aporto mucho tiempo a lo que es mi profesión y cuando estoy fuera de ella también estoy pensando. Sobre todo, ahora en temporada que aunque no estés toreando todos los días, sí que sigues los resúmenes de corridas de otras ferias en las que no estás. Soy muy deportista, en mi vida normal soy tranquilo y hago cosas muy normales como cualquier persona, voy al cine, echo alguna partida de pádel, que es algo muy de moda y muy del gusto de casi todos. Casi todo el tiempo lo empeño en deportes, estar tranquilo en mi casa, con la familia y la gente que quiero.

-Un sinfín de fechas por delante como puede ser Santander o Palencia, ¿sueles ser muy exigente a la hora de marcarte objetivos?

-Digamos que la exigencia va unida a la profesión. Esta es una en la que tienes que estar pendiente de muchos factores que incluso no los tienes a tu alcance. El factor suerte también, que los toros embistan o no embistan, mates una ganadería u otra, influye mucho. Me suelo marcar mis objetivos, mis metas, aunque es cierto que cuando llegan plazas en las que me he sentido más a gusto o me encuentro mejor, pues un va mucho mejor, disfrutas mucho más de ese momento y de los que esta profesión que al final es lo que uno busca interiormente. Disfrutar de tu profesión, de lo que te llena. Muchas veces el entrenamiento, los ratos que pasa en el campo, los tentaderos con tus compañeros o el tiempo que pasas con tu cuadrilla. Todo eso influye mucho también en que uno vaya con más ánimo a las plazas. En el caso de ahora, tengo por dante Santander y es una plaza que me gusta mucho, que me agrada torear, que hago el pasillo a gusto y también va con esa afición que ye entiendo. Es punto de que la gente vea al torero y al toro con ese punto de silencio y de respeto y es algo que a mí me hace sentirme muy a gusto.

Comentarios
Lo más