El público disfruta con Ateneo Teatro

El público disfruta con Ateneo Teatro

 Ateneo Teatro Salamanca llevó hasta el Centro Cultural de Vitigudino, en una actividad cultural organizada por el Ayuntamiento de la villa, la comedia ‘Psicoanálisis de una boda’, escrita por Fernando Vizcaíno Casas en 1965. 

El montaje cuenta las vicisitudes de Paco, un tipo dado a la vagancia pero de buen corazón e inesperados principios morales, que intenta por todos los medios casarse con una rica heredera para solucionar sus problemas económicos. 

Los actores de Ateneo Teatro tienen ya (desde el estreno de la obra allá por el mes de mayo) una evidente soltura interpretativa sobre un texto con estudiados recovecos cómicos y otros pasajes que mueven a la sonrisa pero que consiguen enganchar la atención del espectador en una obra que no es precisamente parca en su duración: una hora y cuarenta minutos. Conseguir sostener la atención, pues, hasta la resolución final del intríngulis argumental ya es, de por sí, un éxito. Y Ateneo Teatro lo consigue. Cuenta, además, con una sorpresa final protagonizada por un espontáneo(a) infantil, cuestión esta que da un inesperado final a la trama.

 El elenco es un bien compaginado entramado de edades con actores de evidente veteranía que han figurado en diferentes compañías de teatro siempre aficionado y otros con un oficio de variado metraje. Teatro aficionado que especula por momentos con un interesante nivel de más alto rango.

 Con una hoja de ruta esencialmente provincial, Ateneo Teatro lleva dos años recorriendo nuestra provincia ofreciendo un teatro de limpia textura, sainitesca en ocasiones, un teatro abierto a la comicidad, sin fraseos de facilona digestión, con una tendencia a proyectarse artísticamente en textos cada vez más comprometidos, tanto en la puesta en escena como en el contenido del mensaje a trasmitir.

Ateneo Teatro estrenará en el Casino de Salamanca el próximo 5 de noviembre, esta comedia de un autor muy leído en su momento, fundamentalmente novelista, pero que en este caso supo dibujar con sorna, mordacidad y sarcasmo la esencia de una época y unos hábitos sociales tan peculiarmente enraizados en el costumbrismo de la sociedad española.

Comentarios
Lo más