Silván señala que el transporte a la demanda "garantiza la movilidad y es un ejemplo de las administraciones útiles"

Silván señala que el transporte a la demanda "garantiza la movilidad y es un ejemplo de las administraciones útiles"
La tercera fase del Plan Provincial de Transportes tendrá una duración de 15 meses y 20 de sus rutas empezarán a funcionar bajo el sistema de transporte a la demanda, debiendo los usuarios solicitar el servicio a través de la llamada gratuita al teléfono 900204020. Otra novedad de la tercera fase del Plan Provincial de Transporte es la implantación de un microbús en Medina de Rioseco que realizará cinco rutas semanales, dos de ellas de nueva implantación.
 
El plan se puso en marcha de manera efectiva el pasado 1 de julio, tras el convenio firmado con la Junta de Castilla y León el 29 de abril del pasado año. Desde entonces, se han ejecutado dos fases, en las que se han desarrollado 16 y 19 rutas de transporte, respectivamente.
 
El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha destacado el transporte a la demanda como “un servicio público de transporte a la carta que garantiza la movilidad de los ciudadanos que residen en el medio rural y la igualdad de oportunidades con los que residen en las ciudades”. Para Silván, el servicio presentado hoy en Valladolid “se complementa e integra plenamente en el que desarrolla la Junta a través del transporte a la demanda y el transporte regular de viajeros en el medio rural en la provincia de Valladolid”. El consejero ha añadido que este tipo de transporte impulsado por la Diputación Provincial es “un ejemplo de lo que significan las administraciones al servicio de las necesidades de los ciudadanos, las administraciones útiles”. Un servicio que, según ha señalado, atiende a casi 140.000 vallisoletanos de 232 entidades de población, de las que 41 no tenían servicio público de transporte antes de que se pusiera en marcha el transporte a la demanda.
 
Según el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, la tercera fase del Plan Provincial de Transporte que se iniciará el próximo 1 de abril “mantendrá las premisas con las que nació el plan, versatilidad, flexibilidad y adaptación permanente a las necesidades y demandas de los habitantes del mundo rural, pero presenta asimismo importantes novedades” que afectan a la duración, al número de rutas y, muy especialmente, al sistema de gestión empleado y a la implantación de un microbús específico en la zona de Medina de Rioseco.
 
Esta tercera fase tendrá una duración de 15 meses, hasta el 30 de junio de 2015. Se desarrollarán 5.316 expediciones a través de 22 rutas diferentes, tres más que en la fase anterior, destacando como principal novedad que el servicio será ofrecido por el sistema de transporte a la demanda en 20 de esas rutas. Con ello se pretende “adaptar el servicio a las frecuencias de utilización de los usuarios al tiempo que garantizar la eficiencia en la prestación del servicio”.
 
El precio del billete seguirá siendo de 1 euros por expedición en 16 de las 22 líneas. En el resto, aunque cuatro de ellas sean de transporte a la demanda, el precio oscilará entre 1,30 y 3 euros, aplicándose la tarifa regular para evitar una competencia desleal con los concesionarios que presten el mismo servicio en otros horarios.
 
Además se mantendrán dos líneas de transporte regular (Medina del Campo – Nava del Rey – Medina del Campo y Peñafiel – San Llorente – Peñafiel), dada la buena respuesta entre los usuarios que ambas han mantenido a lo largo del tiempo. Con todas estas actuaciones la Diputación de Valladolid atenderá a las necesidades de transporte público de 84.111 habitantes de 97 pueblos de la provincia.
 
Nuevo microbús en la zona norte de la provincia
 
Entre las novedades de esta tercera fase destaca la implantación de un microbús en Medina de Rioseco, gracias al acuerdo alcanzado por la Diputación de Valladolid con la empresa Linecar, que dará servicio a 25 localidades de la zona norte de nuestra provincia. Se trata de un microbús adaptado, con capacidad para 21 usuarios, más una plaza para discapacitados, dotado con puerta corredera y rampa de acceso.
 
La Diputación contará con una disponibilidad semanal de 30 horas, de lunes a viernes, que servirán para desarrollar cinco rutas por la zona norte de la provincia, todas ellas bajo el sistema de transporte a la demanda.
 
De estas rutas, dos son de nueva implantación: Medina de Rioseco – Villafrechós – Medina de Rioseco, que se desarrollará todos los martes, y Medina de Rioseco – Montealegre – Medina de Rioseco, los jueves. Ambas líneas contarán con dos salidas desde Medina de Rioseco, a las 8:45 y a las 14:00 horas. Las tres rutas restantes son adaptación de las implantadas en fases anteriores.

Otras rutas del transporte a la demanda
 
Además, en esta tercera fase del Plan otras 15 rutas funcionarán como transporte a la demanda, con la petición previa del servicio llamando al teléfono gratuito 900204020. Entre ellas y como novedad, destaca la transformación en transporte a la demanda de siete rutas de transporte regular implantadas a lo largo de las dos primeras fases del Plan Provincial de Transporte, y que dan servicio a 40 pueblos. Junto a ellas, se prorrogan, por su buen funcionamiento, las ocho rutas de transporte a la demanda recuperadas por la Diputación el pasado 1 de julio y que dan servicio a 40 localidades de la provincia.
 
El transporte a la demanda atiende a casi 140.000 vallisoletanos
 
El transporte a la demanda, el servicio de transporte público a la carta que promueve la Junta de Castilla y León, atiende a casi 140.000 vallisoletanos repartidos por 232 entidades de población de las que 41 no disponían de servicio de transporte antes de que se pusiera en marcha el transporte a la demanda por lo que queda garantizada la atención a los ciudadanos del medio rural. El transporte a la demanda en la provincia de Valladolid funciona en 18 zonas con 86 rutas: Alaejos, Cigales, Esguevilla de Esgueva, Íscar, Mayorga, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Mota del Marqués, Olmedo, Peñafiel, Portillo, Renedo de Esgueva-Valladolid Rural I, Serrada, Tordesillas, Tudela de Duero, Villafrechós, Villalón de Campos y Zaratán-Valladolid Rural II. Según los datos registrados a 15 de marzo de 2014, se habían realizado 243.847 reservas.
 
Este tipo de transporte pretende favorecer la movilidad de los ciudadanos en el medio rural facilitando las comunicaciones entre los pueblos y la localidad cabecera de comarca para las actividades comerciales, sanitarias, sociales o económicas. En definitiva, un transporte a la carta que con una simple llamada facilita la movilidad de los ciudadanos, especialmente de las personas mayores, en igualdad de oportunidades que la gente residente en núcleos urbanos.
 
En Castilla y León, el transporte a la demanda se ha extendido por 105 zonas, dando servicio a más de un millón de personas residentes en el medio rural repartidas en 3.557 entidades locales de las que 1.409 carecían de servicio anteriormente a la creación del transporte a la carta.
 
Comentarios
Lo más