Los plazos manifiestan que el nuevo equipo de Hidalgo llegaría muy justo de forma al inicio de liga

Los plazos manifiestan que el nuevo equipo de Hidalgo llegaría muy justo de forma al inicio de liga
 Lo que hace unas semanas se tomaba como calma normal y corriente, a estas alturas de mes se ha convertido en una calma tensa y en la que no se conoce todavía la fecha de salida de un conflicto que ya únicamente depende de lo que diga la juez, pero que no favorece en nada a los intereses de Juan José Hidalgo.

Las personas dedicadas a la preparación física afirman que para preparar el inicio de una campaña liguera convenientemente hacen falta mínimo 40 días de entrenamientos, plazo ya sobrepasado por el nuevo conjunto del presidente de Globalia, que todavía no se ha formado y que nadie oculta llegaría muy justo a la primera jornada de Segunda B fijada para el 25 de agosto.

Un mes por delante para formar una plantilla y ponerse a tono que choca con otras escuadras de la categoría que caminan por su segunda semana de trabajo y que ya empiezan a probarse en amistosos. Un hándicap importante que Hidalgo buscará solventar con el fichaje de jugadores de calidad para la división, aunque sabiendo que las dificultades iniciales del proyecto ayudan poco a que el mismo acabe con éxito.

El empresario salmantino no esperaba tanto retraso, pero ha visto como todo se ha tornado a una situación que ni mucho menos deseaban, la de entrar en batalla judicial. Nadie pone la mano en el fuego en cuanto a la fecha de resolución, pero desde el propio juzgado tampoco quieren alargar más este capítulo, que han llevado el fútbol nacional a una situación incómoda para la RFEF y la AFE, curiosamente los que han frenado el mismo con sus recursos.

Comentarios