Tira y afloja entre alcalde, vecinos y comerciantes de Comuneros por el párking

Tira y afloja entre alcalde, vecinos y comerciantes de Comuneros por el párking
Vecinos y comerciantes de la avenida de Comuneros insisten en la no necesidad de alcanzar un acuerdo mediante el diálogo ya que su postura contra la construcción de un parking en dicha vía es inamovible. Existe un tira y afloja, en ese sentido, en el que el alcalde de Salamanca convoca e invita a hablar a los afectados en el Ayuntamiento; por otra parte, son ellos quienes piden que el alcalde se acerque  a Comuneros “para escuchar que no queremos el parking y para decirle aquí mismo que no queremos que se construya”, aseguraba una vecina de la zona en la manifestación contra el proyecto de esta infraestructura celebrada en el día de ayer como todos los jueves.

Sin embargo, el primer edil también insiste y así lo ha dicho en el día de hoy “en lo que ya he venido manifestando en varias y reiteradas ocasiones”, asegura Fernández Mañueco, que añade “que el Ayuntamiento de Salamanca ha hecho un ejercicio de información y de transparencia. Se han presentado alegaciones al proyecto de construcción del parking en la avenida de Comuneros y ahora lo que hace falta es sentarse con los vecinos y comerciantes para ver a qué acuerdos podemos llegar. Todo tiene que transcurrir por la vía del diálogo y del entendimiento”.

 

Por el momento, reuniones convocadas pero poco productivas. El próximo martes está convocada una reunión en el Ayuntamiento de la ciudad con los vecinos y comerciantes de Comuneros. El domingo, a las 13:00 horas en el Parque de La Alamedilla y a donde piden que Fernández Mañueco acuda para que pueda conocer la postura de los convocantes, que siguen en esa posición de rechazo al proyecto por las razones que ya son conocidas. Entre ellas, una supuesta reducción de la zona infantil del parque y la tala de árboles de La Alamedilla. Incremento de la contaminación en el parque y en la zona, reducción del jardín de la guardería, desaparición de los aparcamientos gratuitos en superficie, grave riesgo en las viviendas por la posible existencia de infiltraciones de agua o dificultades de acceso al centro de salud y centros de enseñanza. Además de la merma económica para los comerciantes durante la realización de las obras. 
Comentarios