Campaña para que las enfermeras renuncien a formar parte de las unidades de gestión clínica

Campaña para que las enfermeras renuncien a formar parte de las unidades de gestión clínica

El Sindicato de Enfermería Satse inicia una campaña para informar a trabajadores y trabajadoras de las implicaciones que tiene formar parte de las unidades de gestión clínica aprobadas por la Consejería de Sanidad y para que no formen parte de las mismas solicitando de forma expresa su renuncia a adherirse a ellas.

Tras la publicación en el Bocyl de la normativa de creación de quince unidades de gestión en Castilla y León, dos en Salamanca, Satase se está dirigiendo a las enfermeras para pedirles que renuncien de forma expresa a formar parte de las mismas. Para ello, ya ha elaborado un escrito que trasladará a los profesionales de enfermería que pueden utilizar para que comuniquen a Sacyl que no quieren formar parte de dichas unidades.

Satse critica que la Consejería de Sanidad siga adelante con este modelo de gestión en contra de la opinión mayoritaria de los profesionales de Sacyl. Más del 80% de las enfermeras que realizan su trabajo en esas unidades y un porcentaje muy alto del resto de profesionales las rechazan.

Además de avisar de que las enfermeras que han formado parte de los dos proyectos piloto de unidades de gestión puestos en marcha en Valladolid y Zamora han visto cómo sus condiciones laborales y profesionales se deterioraban, Satse rechaza este modelo de gestión porque cierra la puerta al desarrollo profesional de la enfermería, ya que deja a la enfermera a expensas exclusivamente del criterio y las decisiones de quien dirija cada unidad.

Asimismo, el sindicato recuerda que se encuentra a la espera de que el Tribunal Supremo dicte sentencia sobre la normativa que regula la gestión clínica en la Comunidad, contra la que presentó recurso, como lo hicieron otras organizaciones de Castilla y León.

Satse también advierte de que la Consejería de Sanidad aprobó la normativa que regula las unidades mientras se estaba a la espera de que el Gobierno de la Nación aprobara una Ley nacional que sirviera de marco legal común y referente para toda España, pero Castilla y León decidió no esperar y seguir para adelante con su normativa, por lo que si se aprueba dicha normativa estatal en el futuro, la de Castilla y León podría no servir o incluso entrar en colisión con la del resto de España.

Recuerda el sindicato de enfermería que los profesionales de los dos proyectos pilotos de Valladolid y Zamora han sufrido cambios de turnos y horarios, asignación de actividades que no tienen que ver con la cualificación de su categoría profesional y sus funciones profesionales, coacciones, no se les han aplicado acuerdos alcanzados en la Mesa Sectorial de Sanidad que sí disfrutan otros profesionales de enfermería de la Comunidad y están encontrando continuas dificultades para poder disfrutar de las vacaciones y días libres a los que tienen derecho.

Comentarios