El Ayuntamiento asumirá la gestión de las piscinas a partir del 1 de abril

El Ayuntamiento asumirá la gestión de las piscinas a partir del 1 de abril

Tras anunciar la empresa que las gestiona en la actualidad que cierra “de manera unilateral e injustificada” al no ver atendidas unas pretensiones que el Ayuntamiento considera “contrarias al pliego e inadmisibles pues, entre otras causas, implicaría el perjuicio a las empresas que no pudieron licitar con las condiciones iniciales”. De consumarse el cierre el 31 de marzo el Ayuntamiento advierte a la empresa de que deberá afrontar las responsabilidades correspondientes

Los usuarios de las piscinas de Villares de la Reina se han llevado este jueves un buen susto cuando, al acceder al recinto, se han encontrado un cartel en el que se les informaba de que a partir del 31 de marzo la empresa que las gestiona, Techisal S.L., dejará de prestar el servicio.

La empresa explica que toma la decisión “tras haber mantenido múltiples reuniones con el Ayuntamiento encaminadas a mejorar la gestión”. Sin embargo, argumentan, toman la decisión “dado que el Ayuntamiento hasta la fecha se ha negado a adoptar las medidas necesarias”.

Ante tal circunstancia, el Consistorio de Villares ha reaccionado con rapidez anunciando a través de su página web que asumirá la gestión desde el momento del cierre. El Consistorio garantiza de esta forma la continuidad del servicio aunque, según explica, pasarán unos días -esperan que no más de una semana- hasta que vuelva a abrir sus puertas. De igual manera, garantiza el servicio “una vez concluidos los trámites administrativos subrogando la plantilla de personal en los supuestos legales que sea admisible y en las mismas condiciones, horarios, tarifas y actividades que se venían desarrollando, a fin de evitar el perjuicio que se causaría a los vecinos y usuarios de las instalaciones por la decisión de resolución unilateral e injustificada de la empresa”.

Son muchos los usuarios que utilizan las instalaciones a diario, la mayoría niños de diversos colegios de Salamanca que, además, tienen pagado el curso completo de natación.

Condiciones inadminisibles

Desde el Consistorio se explica que las “medidas necesarias” a las que hace referencia la empresa son la subida de tarifas en más de un 20 %, la supresión de la tarifa bonificada a los usuarios empadronados (abonando el Ayuntamiento a la empresa tal diferencia), la asunción por el Ayuntamiento de los costes de suministros de electricidad, combustible y agua, así como el cierre de las instalaciones todos los días festivos, los domingos y sábados tarde. Ante esas pretensiones el Ayuntamiento “no puede acceder ya que serían contrarias al pliego, y no son admisibles pues, entre otras causas, implicaría el perjuicio a las empresas que no pudieron licitar con las condiciones iniciales”.

De consumarse el cierre por la empresa, explica el Ayuntamiento, “se derivarían las oportunas responsabilidades contractuales por incumplimiento culpable y abandono del servicio antes de acordarse la resolución, pudiendo agravarse por los reiterados impagos del canon anual del servicio, así como por el incumplimiento de remisión periódica de documentación económica, laboral y de actividad”.

Comentarios