El Ayuntamiento ilumina el tramo de la muralla de San Vicente frente al hospital

El Ayuntamiento ilumina el tramo de la muralla de San Vicente frente al hospital

El Ayuntamiento de Salamanca ha dotado de iluminación artística el tramo de la muralla situada en el lado oeste del Cerro de San Vicente (frente el hospital) mejorando una de las principales entradas a la ciudad de Salamanca. Se trata de una zona que el Ayuntamiento recuperó recientemente creando un mirador y una nueva zona ajardinada paralela a la Muralla.

Para poner en valor este espacio se han instalado trece proyectores (150 vatios) de halogenuros metálicos de color cálido que iluminan cerca de 100 metros longitudinales de muralla. El coste de esta intervención ha sido sólo de 3.500 euros, ya que la instalación la ha llevado a cabo la Brigada de Iluminación Artística del Ayuntamiento y se han reutilizado proyectores en buen estado. Las protecciones antivandálicos que protegen los proyectores, así como otro tipo de material necesario para la intervención sí se han adquirido.

El lienzo de la muralla iluminada quedó al descubierto cuando el Ayuntamiento acondicionó esta zona creando un nuevo mirador y un espacio ajardinado. Cabe recordar que esta parcela, situada en las proximidades del Cerro de San Vicente, donde se conservan los restos arqueológicos de la aldea originaria de la ciudad de Salamanca, carecía de uso y era inaccesible. Gracias a la actuación que el Ayuntamiento realizó actualmente las personas pueden acceder a este espacio ajardinado a través de dos accesos peatonales desde el Paseo de San Vicente. En concreto, se acondicionaron 2.600 metros cuadrados creado caminos de terrizo y tres parterres y se decoró el muro del colegio Mayor Hernán Cortés con grafiti ornamental con la naturaleza como protagonista.

Estas mejoras se suman a las ya realizadas recientemente en el otro lado de la entrada a la ciudad, en el último tramo de la calle Vaguada de la Palma, frente a la Instituto que lleva el mismo nombre que la vía, en el casco histórico. Una actuación que también ha facilitado la accesibilidad a las personas con movilidad reducida. La intervención en la calle Vaguada de la Palma sumó a la ciudad 465 metros cuadrados de zonas verdes en una parcela que se encontraba en tierra y era utilizada como aparcamiento improvisado al que se accedía atravesando la acera. 

Comentarios