Absuelto el trabajador de una residencia de ancianos acusado de abusos sexuales

Absuelto el trabajador de una residencia de ancianos acusado de abusos sexuales

El trabajador de una residencia de ancianos de Villamayor, M.P.C., ha quedado absuelto del presunto delito de abusos sexuales a una residente de la misma por el que fue juzgado a principios de mes en los Juzgados de la plaza de Colón al considerar la juez que no se puede probar que las acusaciones de la denunciante fueran ciertas. 

En el juicio, el acusado negó los hechos y aseguró que apenas tenía relación con ella ya que él se encargaba en mayor medida de las personas menos válidas, mientras que la denunciante se valía por sí misma. De hecho, afirmó que el único problema que tuvo con la presunta víctima fue a raíz de reproducir películas en una capilla del lugar, algo que no le sentó bien. Sin embargo, ella misma en su declaración comentó que con él no tuvo ningún problema al respecto ya que la decisión procedía de la Dirección. 

El acusado también aseguró que, a pesar de no tener una relación muy fluida con ella, sí le dejó dinero en alguna ocasión y que, incluso, le llegó a dar diez euros para su nieta, recientemente nacida. Este hecho propició el único contacto físico con ella, según dijo, ya que procedió a darle unas palmadas en la espalda como señal de agradecimiento. También le dejó su uniforme para que se lo cosiera, aunque afirma que fue debido a un ofrecimiento de la propia víctima para ello. 

La versión de la víctima, sin embargo, es muy diferente a los hechos relatados por el acusado. Ella afirmó que su relación fue normal y sana hasta, precisamente, el detalle de coserle el uniforme. A partir de entonces, asegura, "empezó a pasarse" entrando en su habitación para dejarle ropa e, incluso, llegando a meterse en su baño en una ocasión. "Vi que no iba con intenciones sanas. Sentido no tenía", afirmó. 

El presunto autor de los hechos le habría agarrado por detrás en repetidas ocasiones, según su declaración, dándole besos en mejilla y cuello sintiendo ella su erección. También le habría hablado al oído comentándole que le quería mucho y que le tenía que conseguir o que se hubiera metido en su cama. También otra vez en el que tuvo que ir al hospital con un cuadro de ansiedad y en el que le acompañó el acusado, este habría estado en el reconocimiento que le hizo el doctor diciéndole luego "menos mal que ya he visto tu cuerpo". El denunciado, sin embargo, afirma que esto no era cierto y que tampoco estuvo en el reconocimiento y solo le ayudó a vestirse una vez que tuvo que acudir al baño. 

Tardó en comentarlo a los trabajadores

El supervisor de la residencia de ancianos, que también compareció como testigo, afirmó en su declaración que cuando se lo comentó la residente le dijo que llevaba más de un año sufriendo abusos por parte del acusado. "Me pareció raro. No me pareció que le diera vergüenza", dijo contradiciendo a lo que anteriormente había dicho la presunta víctima, y por lo que la juez ha absuelto finalmente al acusado. 

"No lo vi muy creíble", continuó diciendo el supervisor, por lo que se procedió tan solo a dar vacaciones al trabajador y cambiarle el turno posteriormente pero no a despedirle. Él mismo afirmó que solo le había relatado que se habría producido algún abrazo pero no tocamientos. En el mismo sentido dirigieron sus declaraciones otros testigos que hablaron de que la presunta víctime le habría hablado sobre miradas sin dar más detalles, aunque algun otro trabajador sí habló sobre el nerviosismo que parecía tener la denunciante al contarlo.

Tratamiento

Otro de los ejes de discusión en la vista fue el tratamiento psicológico que podría seguir la presunta víctima. A pesar de que los trabajadores dijeron en todo momento que era una persona con un estado mental bueno, enfermeras de la residencia sí comentaron que seguía un tratamiento fuerte de pastillas, incluso para un trastorno de ansiedad generalizada que tendría diagnosticado.

También se comentó, aunque de manera efímera, otro posible trastorno de personalidad que la denunciante negó que tuviera o que se lo hubieran dicho en alguna ocasión. De hecho, afirmó que solo se tomaba una pastilla de mantenimiento por las mañanas para el sistema nervioso central. 

Comentarios