La Salina acoge ‘Vibrations. Elogio de la luz’ de Rafael Carralero

La Salina acoge ‘Vibrations. Elogio de la luz’ de Rafael Carralero

Rafael Carralero expone un compendio de 16 obras que comprenden el período transcurrido entre 2012 y 2015. Un tiempo en el que ha vivido en Valencia, donde es profesor en la Universidad. ‘Vibrations. Elogio de la Luz’ es el resultado de sus vivencias allí, pero contando con las reminiscencias de su pasado en el interior, en Salamanca donde se licenció y doctoró en la Facultad de Bellas Artes, y en la comarca de La Armuña, donde ha pasado gran parte de su tiempo.

Julián Barrera, diputado de Cultura, ha dicho del artista que “Rafael Carralero Carabias pertenece a una familia que, como se ha escrito, ‘más que una familia, son una profesión, una forma de sentir la pintura’, y eso queda plasmado en su obra”. Ha defendido el valor de la juventud del pintor en relación con la madurez que se desprende de su muestra. “Podemos observar la combinación entre la pintura, la música, la poesía, la imaginación y el color. Carralero consigue aquello que también intentaba Van Gogh”.

Por su parte, el artista ha agradecido la oportunidad de exponer en una sala como La Salina. Es su primera vez en Salamanca. “El título de puede interpretar también desde el punto de vista francés, no sólo el anglosajón, ya que tengo también influencia de la pintura francesa”. En su búsqueda de los matices de la luz y en su viaje a la abstracción desde la pintura figurativa y la potencia de los colores más oscuros, Rafael Carralero anuncia que no ha sido un proceso planificado sino que “brota del plano de la improvisación, esto tiene que ver con el Jazz”.

La obra de Carralero tiene un nexo paralelo de unión con la música, en la que está inmerso “de manera más aficionada”. Asegura que la variedad de planos artísticos es muy común en el gremio. “Todos somos sensibles, todos tenemos sentimientos pero los artistas tenemos la necesidad de expresarnos por otras vías”.

Comentarios
Lo más