Salmantino Vegapiel: Bar Capuchinos

Salmantino Vegapiel: Bar Capuchinos

No está siendo el mejor año para Bar Capuchinos en el Salmantino Vegapiel. Una serie de factores ha propiciado que tenga que luchar por evitar el descenso en unas últimas jornadas que se antojan complicadas aunque dicen que la esperanza es lo último que se pierde y en el equipo efectivamente mantienen esa ilusión, aunque sepan de su dificultad.

Con el calendario delante, son varios los partidos que aún le restan contra conjuntos de la zona baja a los que pueden ir arañándoles puntos aunque el pasado reciente no sea generoso. Las lesiones, los compromisos laborales y la falta de ganas en algún caso ha provocado una situación que, incluso, haya hecho replantearse la existencia del conjunto el año que viene.

En lo que respecta a este año, las situaciones relatadas anteriormente han hecho que no se haya podido repetir un once titular en toda la temporada y así, obviamente, es complicado. Y lo es más si, además, tampoco se consigue sacar un banquillo amplio, algo que provoca bajones físicos en la segunda parte. Tanto es así que en los primeros 45 minutos de los encuentros siempre se planta cara pero al final se acaba cayendo.

Aun con todo, Bar Capuchinos sabe que la moral también importa y que un par de buenos partidos con victorias serían muy importantes para acabar luchando por salir de las últimas cuatro plazas que dan el descenso. Con seis puntos que ganen y que les quiten a los rivales todo se vería de otro color.

Esto no significa que el color actual no sea bonito. El poco compromiso y la mala suerte han hecho, efectivamente, que el conjunto no saque todo su potencial en una Liga de por sí mucho más competida y difícil que los años anteriores. Pero esto no le quita la sonrisa a los que sí están yendo a los partidos, que siguen divirtiéndose y acudiendo a un tercer tiempo que no cambia con el paso del tiempo. El fútbol modesto, se vaya mejor o peor, no deja de ser para divertirse y seguir practicando tu deporte preferido. Por eso, y porque a buen ambiente pocos superan a Bar Capuchinos, seguro que podremos ver su juego de contra en la temporada que viene.

La plantilla está formada por Mati (portero); Patino, Loza, Cristian, Pacheco, Julio César, Barcala y Sergio Gómez (defensas); Carlos, Raúl, Emilio, Mora, Purpu, Lolo, Borja, Omar y Evara (centrocampistas); Diego, Sergio Juan, Javier y Cuqui (delanteros); José (entrenador); Paco (delegado) y Javier (presidente). 

Comentarios