Un trozo de la muralla medieval de Ledesma se viene abajo tras una tormenta

Un trozo de la muralla medieval de Ledesma se viene abajo tras una tormenta

La fuerte tormenta caída en la tarde de este jueves en la provincia de Salamanca ha provocado importantes daños en la muralla medieval de Ledesma. Unos veinte metros del lienzo en la trasera de La Alhóndiga se han venido abajo, cortando el paso peatonal.

No se han registrado heridos al no haber nadie en ese momento por allí y la zona ha quedado acordonada para evitar que cualquier persona se acerque y pueda caer por la ladera.

Además, el corrimiento de tierras destrozó una tubería de agua, dejando sin abastecimiento durante la tarde a los vecinos del barrio de los Mesones.

Una muralla con siglos de historia

Más de tres kilómetros de muralla rodean todo el perímetro de la villa, pero no toda es de la misma época. Sus inicios arrancan en el Cerro de San Martín, primer núcleo poblado de Ledesma (siglo VII a.C.), donde se encuentran ya algunos estratos de la muralla de época prerromana. También hay algunas pequeñas partes que se creen de factura romana.

La muralla que observamos hoy en su mayoría es de finales del siglo XII, obra románica de tiempos de Fernando II de León, quien marca el trazado actual de la muralla y manda fortificar completamente la villa a base de una gran muralla almenada de buena sillería con su torres y ocho puertas de acceso bien protegidas. Posteriormente, en el siglo XV, la muralla fue reformada.

Comentarios