Un remanso de ilusiones

Un remanso de ilusiones

En el centro de acción social se respira ilusión, sus miradas sinceras de revelan sus sueños,  como cantar con David Civera o conocer a Pedro Ruiz y Pimpinela. Incluso uno de ellos imita a Manolo García a la perfección y cerrando los ojos no se podría reconocer al original. 

También conocen a la perfección la televisión, la radio y la prensa salmantinas. Cuentan los días para que lleguen las Ferias de Salamanca y puedan recrearse en el recinto ferial de La Aldehuela, ver los fuegos artificiales y disfrutar de los conciertos de la Plaza Mayor.

No solo les preocupa la diversión sino que, hablando con ellos te das cuenta que entienden de política, de que quieren cambios en el mundo y en España y si les animas a que digan qué les gustaría mejorar en la ciudad de Salamanca, hay algo por encima de todo que les preocupa: por qué las actividades de verano solo duran quince días y no todo agosto como otras, por ejemplo las de los niños.

Elías, su monitor, es una persona encantadora a la que todos los jóvenes respetan y a la vez quieren y admiran. Una visita enriquecedora y emotiva que recarga el alma de ilusión y esperanza por vivir.

 

Comentarios
Lo más