Podemos denuncia la usurpación de la imagen del Ayuntamiento por parte del PP

Podemos denuncia la usurpación de la imagen del Ayuntamiento por parte del PP

Podemos Salamanca denuncia que el Partido Popular "manipula la información y la publicidad institucional para beneficio de intereses privados, confundiendo a la Institución que representa a todos los que vivimos y conformamos esta ciudad con una formación política determinada".

Así, bajo el título 'En Salamanca. Las personas, nuestra prioridad', el Grupo Popular ha distribuido un díptico en el que se pormenorizan las acciones que han emprendido en los últimos años desde el Ayuntamiento. "Sin embargo, el detalle a resaltar de dicho material publicitario es la presencia del logotipo del propio Ayuntamiento de Salamanca, asimilando a ambas instituciones en una sola y contraviniendo la legislación vigente al tratar darle un carácter oficial a un documento de propaganda partidista", explica Podemos.

Al respecto, la formación política ciudadana denuncia que el uso dado al logotipo del Ayuntamiento ha sido "caciquil, oportunista y engañoso, puesto que se está intentando aprovechar la coyuntura del año electoral para desarrollar acciones de difusión utilizando indebidamente el nombre de una institución que es de todos los salmantinos y las salmantinas". Así, considera que la conducta en la que ha incurrido el PP constituye un abuso de poder que atenta contra las normas básicas del sistema democrático, "y una acción que evidencia sus pocos escrúpulos a la hora de relacionarse con la ciudadanía, valiéndose de todo tipo de artimañas para mantener la posición que le ha sido delegada por mandato de la gente de acuerdo con las reglas de nuestro Estado de Derecho".

Del mismo modo, asegura que la acción propagandística es ilegal, puesto que contraviene con lo dispuesto por la Ley 29/2005, de 29 de diciembre, de publicidad y comunicación institucional. En este sentido, el artículo 4.1.a del mencionado dispositivo prohíbe expresamente las campañas que tengan por objeto destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados por la Administración de la que emane el material. "En este sentido, la sola aparición del logotipo del Ayuntamiento y la identificación entre el mencionado grupo y los cargos de gobierno municipal hacen recaer la responsabilidad en el Consistorio, puesto que es éste el único organismo que puede decidir sobre el uso de su imagen corporativa", argumenta Podemos.

Y añade que siguiendo con la norma y en este mismo orden de ideas, el inciso 3 de dicha norma señala que la presentación de las campañas institucionales de publicidad y de comunicación no podrán inducir a confusión con los símbolos, ideas, expresiones, diseños o imágenes empleadas por cualquier formación política u organización social. "Resulta, por este motivo, denunciable frente a la opinión pública y, frente a las instancias correspondientes, la acción emprendida por aquellos que se han irrogado la voz de los ciudadanos y ciudadanas al transgredir sus propias funciones. De esta manera es importante destacar la Exposición de Motivos de la Ley, la cual señala que las acciones de comunicación deben estar al estricto servicio de las necesidades e intereses de los ciudadanos, facilitar el ejercicio de sus derechos y promover el cumplimiento de sus deberes, y no deben perseguir objetivos inadecuados al buen uso de los fondos públicos", concluye Podemos.

 

Comentarios