Resuelta la convocatoria de ayudas por la compra de libros de texto

Resuelta la convocatoria de ayudas por la compra de libros de texto

La Consejería de Educación ha resuelto la convocatoria de las ayudas a los libros de texto del curso 2015-2016, que permitirán beneficiar a un total de 7.324 solicitantes de la provincia de Salamanca. La mayoría recibirán las cuantías de más importe, entre 75 y 105 euros, lo que representa el 67% de las ayudas concedidas y el 76% del presupuesto total.

Hay que resaltar que la convocatoria de libros de texto que acaba de resolverse, representa un cierto punto de inflexión en la línea de actuaciones de la Consejería de Educación, en favor de los sistemas de préstamo y reutilización como el programa ‘Releo’, ya que permiten una mayor optimización de los recursos públicos, al integrarse los libros en los bancos de los centros y poderse utilizar durante cuatro años.

En este sentido, como fruto de un acuerdo alcanzado en la Cortes autonómicas, se encuentra en tramitación una nueva convocatoria de ayudas de libros para las familias con rentas menores a 1,5 veces el IPREM, que recibirán la práctica totalidad del importe de los libros de sus hijos, con la condición de ser entregados al centro al finalizar el curso escolar.

De esta forma se producirá en la práctica una extensión del programa de bancos de libros a la totalidad de centros sostenidos con fondos públicos de Castilla y León, como el programa ‘Releo’, un vez comprobado que permite dar una respuesta rápida y eficaz al problema de la dotación de material didáctico en los centros, facilitándoles fondos y herramientas de gestión y respetando además su autonomía a la hora de escoger los procedimientos más adecuados para su realización.

En la nueva convocatoria, que se publicará a fínales de este mes de marzo, existe otra importante novedad, ya que la Junta de Castilla y León prevé resolverla en el mes de junio, por lo tanto antes de la compra de los libros por parte de las familias, de modo que los padres sabrán con antelación si cuentan o no con este apoyo. Posteriormente, en el mes de septiembre, se aportará la factura justificativa del material adquirido antes de proceder al abono de esta cuantía que se realizará previsiblemente a finales de año. De este modo se logrará una visible agilización procedimental y un gran avance en el objetivo de la gratuidad de los libros de texto.

Comentarios