Isidoro Benito: Verdi Figón Charro

Isidoro Benito: Verdi Figón Charro

El Verdi Figón Charro ha comenzado casi de cero esta temporada. Después de diez años en el fútbol modesto en el que han pasado por la mayoría de trofeos, en su tercero en el Isidoro Benito ya piensan en dar el salto de calidad. Después de reestructurarse en casi un 90% este año debido a diversos motivos, el conjunto marcha noveno, en mitad de tabla, pese a las evidentes dificultades.

La primera, cómo no, fue la readaptación de los nuevos jugadores. De hecho, se empezó de manera más dubitativa hasta que, poco a poco, se fueron acoplando. En la segunda vuelta parece que el proceso ya está llegando a su fin y los resultados van acompañando. No en vano llevan una racha de seis victorias consecutivas. Su última derrota fue ante Nápoles Crespo solo por un gol de diferencia ya en marzo.

Y esto a pesar, también, de las lesiones que durante todo el año han asolado a la plantilla que apenas han permitido tener todo el equipo disponible en algún partido. Sin ir más lejos, el conocido por la parroquia unionista Raúl Manasé apenas ha disfrutado del fútbol esta temporada, al igual que sus compañeros Bauti y Josines. A estos, de lesiones más duraderas, se le han juntado numerosos esguinces molestos para el equipo. Sin embargo, y aun con todo, desde el equipo son claros. No hay excusas y la posición final dice la regularidad que se ha tenido durante la temporada.

Más allá de esto, de resultados y victorias, lo fundamental tienen claro que es la diversión dentro y fuera del campo. Y están consiguiendo llevarlo al máximo exponente. A todos les gusta ganar, está claro, pero el tercer tiempo no se le pierde nadie pase lo que pase. Las anécdotas brotan en el bar, donde también se corrigen las cosas que no se han realizado bien en el partido. En este aspecto, hay un gran grupo.

Esto último es lo verdaderamente importante y por ello ya piensan en el futuro más cercano en el que continuarán en el Isidoro Benito. Hacer deporte con los amigos es un lujo del que no se puede prescindir y, además, si se cuenta con un buen equipo dentro del campo, la lucha estará en los puestos altos.

A esto aspiran en la próxima temporada en la que, además, se reforzarán con alguna pieza que sustituirá a otras que no puedan continuar. Después de la confianza ganada este año y el acoplamiento de todos los jugadores, solo se puede avanzar. Dentro del campo, claro, porque fuera es difícil hacerlo mejor.

La plantilla está formada por Nacho y Maya (porteros); Nano, Miguel, Mario, Romo, Emilio, Alberto, Jalopo, Carlos, Maya y Josines (defensas); Raúl Manasé, Víctor Manasé, Chuky, Bauti, Jorge Alberto, Álex y Manu (centrocampistas); David, Héctor Mulas, Fidel, Ángel Luis, Calili, Mario y López (delanteros); Mario (entrenador); Jesús Casas y Santiago Vázquez (delegados); Alipio Hernández (presidente).

Comentarios