Convocada una manifestación en defensa de la sanidad pública para este viernes

Convocada una manifestación en defensa de la sanidad pública para este viernes

La Plataforma de Salamanca en Defensa de la Sanidad Pública ha convocado una concentración de protesta el próximo viernes 3 de junio a las 12:00 horas en la explanada frente al Hospital Clínico Universitario. Las quejas de la Plataforma son similares a las que en la primavera de 2015 le llevaron a convocar una movilización, aunque reconocen que las obras del nuevo hospital van por un camino adecuado, el resto de premisas se han visto agravadas a su criterio. El detonante de esta nueva protesta es el cierre de 104 camas en el Hospital Virgen vega durante el próximo verano, a este respecto, han querido desmentir que su movilización tenga que ver con fines partidistas de cara a los nuevos comicios convocados para el 26 de junio.

Junto al cierre de camas, los recortes en las plantillas de trabajadores del complejo asistencial y el “considerable” aumento de las listas de espera, son otras de las principales reivindicaciones de la Plataforma, que además acusa a la Gerencia del Complejo Hospitalario de utilizar la construcción del nuevo hospital como cortina de humo para su inadecuada gestión. Pablo de Unamuno, su portavoz, cree que “estos edificios levantados, que los ciudadanos ven perfectamente, le sirven a la administración para tapar las vergüenzas y miserias del hospital en uso y los problemas de la sanidad pública en Salamanca".

De igual manera, han querido responder a las declaraciones del consejero de Sanidad, Sáez Aguado, que justificaba el cierre de camas por ser la ocupación del complejo inferior al 75%. La Plataforma asegura que para poder llevar a cabo el cierre de dichas camas se han triplicado habitaciones dobles; y doblado habitaciones individuales en el Clínico Universitario. A esto se suma que las plazas perdidas durante el 2015 no se han repuesto, ya que las 36 plazas que la gerente de complejo hospitalario anunciaba durante este lunes que pasaban a formar parte de la plantilla orgánica del hospital, no significan nuevos efectivos, sino un cambio administrativo de los puestos. Así, denuncian que no se contratan médicos de familia para sustituciones por guardias, bajas o vacaciones.

Susana Sánchez, Junta de personal del complejo asistencial, se ha mostrado muy crítica con la gestión de Cristina Granados y su Gerencia. “Todos los puestos de directores y subdirectores están cubiertos, para esos sí hay dinero pero para los profesionales que están a pie de cama no”. Y sentencia. “A esos hay que ‘putearlos’ y exprimirlos”. Sánchez encuentra injustificable el cierre de camas porque no afectan los ciclos estacionales, y recuerda que el pasado año con el cierre de 60 camas hubo numerosos problemas. “Los pacientes tuvieron que estar en habitaciones con una cama más de lo normal soportando temperatura en ocasiones de más de 40 grados y teniendo que llevar sus propios ventiladores. Todo eso con las urgencias colapsadas”.

Susana Sánchez también ha recordado que actualmente la lista de espera para las resonancias contiene más de 6.000 pacientes y que hay resonancias solicitadas hace más de tres años. “Lo que tiene que hacer la Gerencia es contratar más personal y hacer resonancias durante los fines de semana como se está haciendo en Zamora, además aquí hay dos máquinas y en un año se podrían hacer unos 4.000 resonancias”. Igualmente, ha criticado otras medidas que a su criterio van contra los trabajadores y son de “suma gravedad”, además de ir “en contra de la calidad de la asistencia”.

En la comparecencia también ha estado presente Esther Sánchez Mata en representación de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C que ha puesto el foco en el problema que supone para los pacientes con dicha afección soportar listas de espera demasiado largas. “La espera afecta a los enfermos y los empeora”. Además considera que el sistema no está funcionando bien porque hay una “mala gestión” y ha reivindicado su derecho a que “se nos informe”. Ha reiterado el perjuicio que supone para la atención de los pacientes que los trabajadores tengan que multiplicarse para hacer sustituciones y ha acusado a la Gerencia de mentir con las listas de espera. “Quizá pretenden demonizar el sistema sanitario público bajo cuerda en favor de otros intereses”, advierte.

Pilar Rodríguez, del colectivo, ‘Somos capaces’ ha denunciado que además de todos los problemas expuesto se está descuidando la medicina en el ámbito rural. Asimismo, ha señalado que también se están produciendo trabas informáticas en la implantación de la tarjeta sanitaria electrónica. Por último, han rogado puntualidad en la concentración del próximo viernes 3 a las 12:00 horas para no interrumpir el trabajo de los profesionales más de lo debido.

Comentarios