La juez sentencia que Franco también debe desaparecer del Salón de Plenos del Ayuntamiento

La juez sentencia que Franco también debe desaparecer del Salón de Plenos del Ayuntamiento

El denunciante Domingo Benito lo ha anunciado en una comparecencia ante los medios en la Plaza Mayor. También se debe retirar el título de alcalde de Honor al dictador, aunque la defensa del Ayuntamiento asegura que este se retiró en el momento de su fallecimiento

El pleito que Domingo Benito e Izquierda Unida, aunque estos últimos se retiraran de la acusación posteriormente, comenzaron frente al Ayuntamiento ha llegado al fin de la primera parte. Así lo ha comentado el concejal en Ciudad Rodrigo, en compañía de su abogado, Gorka Esparza, en la Plaza Mayor en una comparecencia ante los medios.

En la sentencia de la jueza se reclama, de esta manera, que la figura de Francisco Franco en el Salón de Plenos, que ha sido objeto de continuos ruegos y preguntas durante los últimos años, deba desaparecer de allí, en una decisión que desde el Ayuntamiento ya han anunciado que recurrirán ante un mural que, de eliminarse esta figura, tendría que mutilarse.

Para Domingo Benito, "de todos los lugares posibles donde pudiera haber un vestigio franquista, el Salón de Plenos es el menos apropiado". Además, Gorka Esparza se quejó de que se necesiten diez años y una sentencia judicial para que se cumpla una Ley de hace diez años y recordó que el procedimiento se inició contra 16 vestigios, de los que doce ya estaban resueltos. 

El abogado, sin embargo, aclaró que no son partidarios de "mutilar las obras de arte con iconografía franquista", sino que el vítor se traslade a un sitio donde pueda ser "contextualizado" y  "explicado", aunque aclaró que la manera de proceder deberá ser determinada por el Ayuntamiento. 

La jueza, además, también obliga a retirar el título de alcalde de Honor de la ciudad al dictador, aunque desde el Ayuntamiento, su defensa, insisten en que este dejó de existir en el fallecimiento de Francisco Franco al no poder pertenecer a dos personas. De hecho, tras su muerte, el honor le fue concedido al rey emérito, Juan Carlos I.

Además, esta sentencia también da la razón a Domingo Benito en lo referente a la escultura situada en el parque de Salesas, mientras que no es así en el caso de la Cruz de los Caídos de Tejares. 

Por otro lado, Gorka Esparza anunció que siguen luchando contra otros vestigios en Salamanca, como los situados en la Audiencia Provincial, el Banco de España o en algún edificio de la Universidad que se encuentran en fase administrativa. 

DomingoBenitoyGorkaEsparza

Comentarios