Investigan el efecto de la inclusión de taninos de quebracho en la dieta de ovejas lecheras

Investigan el efecto de la inclusión de taninos de quebracho en la dieta de ovejas lecheras
Determinados ácidos grasos presentes en productos derivados de rumiantes (como la leche o el queso) tienen beneficios potenciales para la salud del consumidor. Por ello, existe un gran interés por parte de la comunidad científica y la industria ganadera en conseguir aumentar estos niveles, lo que puede obtenerse mediante estrategias nutricionales en la dieta de estos animales. Una de las estrategias que se está investigando en estos momentos es la inclusión de taninos de quebracho (una especie arbórea originaria de Sudamérica) en la dieta de los rumiantes, aunque estos estudios son aún limitados en el caso del ovino lechero.
 
Con el objetivo de profundizar en esta línea, investigadores del Instituto de Ganadería de Montaña (CSIC-ULE) de León han analizado la inclusión de taninos de quebracho en una dieta rica en ácido linoleico para ovejas lecheras. Intentan comprobar sus efectos en el rendimiento de los animales y en el perfil de ácidos grasos de la leche.
 
Como explicó a la Agencia Dicyt el investigador del Instituto de Ganadería de Montaña (IGM) Gonzalo Hervás, el centro trabaja desde hace varios años con este tipo de compuestos (los taninos de quebracho) para mejorar la digestión de los alimentos por parte de los animales. “Conforme avanzaba la investigación vimos que estos compuestos podrían ser utilizados para modificar favorablemente la composición de la grasa de la leche, alterando el proceso de biohidrogenación de los ácidos grasos en el rumen”, señaló, unos efectos que habían sugerido otros grupos de investigación en otros trabajos con rumiantes y que se proponía como posible alternativa para mejorar la calidad del producto final.
 
El trabajo realizado por los investigadores del IGM, publicado en el Journal of dairy science, se ha llevado a cabo con 36 ovejas de la raza Assaf. La muestra se ha dividido en seis lotes: a tres se les aplicó la dieta habitual y a los otros tres la dieta suplementada con el extracto de quebracho.
 
Los expertos observaron que la adición de extracto de quebracho sí modifica determinados ácidos grasos presentes en la leche, “pero los ácidos grasos que más nos interesan desde el punto de vista nutricional parecen no verse modificados a largo plazo”, apuntó el investigador. No obstante, advirtió, “esto no quiere decir que los taninos no tengan efecto en el perfil de ácidos grasos de la leche de oveja, ya que trabajamos con un perfil de tanino concreto y con determinadas dosis para que no lleguen a ser tóxicas para el animal”.
 
De este modo, en la actualidad los investigadores profundizan en esta línea analizando el efecto de otros cuatro tipos de taninos de origen vitivinícola y en distintas dosis, con el objetivo de comprobar si modifican el proceso de biohidrogenación en el rumen, alterando favorablemente la composición de la grasa de la leche de oveja.
 
 
Comentarios