Muere atropellado un guardia civil zamorano en un control de tráfico en Barbastro

Muere atropellado un guardia civil zamorano en un control de tráfico en Barbastro

José Antonio Pérez, natural de Zamora y de 54 años, estaba destinado en la localidad de Barbastro desde hacía más de veinticinco años. Estaba casado y tenía una hija de treinta años. Además, según personas cercanas al fallecido, este guardia civil zamorano estaba a solo tres meses de pasar a la reserva. Pérez Pérez pertenecía al colectivo denominado “polillas” dentro de la Guardia Civil, que corresponde a aquellos guardias civiles que reciben su instrucción y preparación en el Colegio de Guardias Jóvenes "Duque de Ahumada", ubicado en Valdemoro (Madrid).

El suceso tuvo lugar sobre las 19.40 horas del viernes, según informa el Heraldo de Aragón. Al parecer, el guardia civil fallecido era atropellado por un vehículo que trató de darse a la fuga tras el accidente. Este mismo periódico aragonés explica que el atropello “fue brutal y premeditado”, según los testigos. 

El periodista José Luis Pano expone: “Los dos agentes apostados en la rotonda para realizar un control rutinario dieron el alto a un vehículo modelo Opel Astra de color blanco. En un primer momento, el coche se detuvo y el agente se dirigió a los ocupantes, cinco jóvenes de entre 20 y 30 años, para solicitarles la documentación. Al parecer, en ese momento, uno de los individuos que viajaba en el turismo agarró del brazo al guardia civil y el vehículo emprendió la fuga en dirección a Huesca. El agente fue arrastrado decenas de metros por el carril de acceso a la N-240 hasta que se desplomó en el suelo, muriendo en el acto a causa de las heridas que le produjo el contacto con el asfalto, aunque algunas fuentes señalaban que también se golpeó con el quitamiedos”.

 

Comentarios